Los principales índices de Estados Unidos no habían cerrado una semana en negativo desde mediados de octubre, pero hoy han sido incapaces de evitar las ventas.

Todo debido a que el precio del petróleo no deja de caer y el barril WTI ha llegado a situarse por debajo de los 58 dólares. Por si fuera poco, siguen aumentando las dudas sobre China, después de conocerse un mal dato de producción industrial. Tampoco gusta el empeoramiento de la situación europea. Hoy han corrido rumores de una posible rebaja de rating de la deuda francesa.

Y con estos datos, y el cierre anual a la vuelta de la esquina y aún con el cómputo desde enero en positivo, los inversores prefieren quedarse lejos cuando las cosas no parecen estar muy claras. Hoy Terry Morris, de National Penn Investors ha dicho en una entrevista con Reuters que lo que los inversores estaban haciendo era seguir el consejo de “no coger un cuchillo cuando está cayendo”.

Ni tan siquiera el buen dato de sentimiento de los consumidores estadounidenses ha sido capaz de frenar las malas sensaciones que daban hoy las bolsas.

Así, el S&P 500 cierra con una caída seminal de un 2,8%. En concreto,  el S&P 500  ha caído un 1,60% y se ha quedado al borde de los 2.000 puntos, el Dow Jones desciende un 1,75%  y el Nasdaq se deja un 1,16% en el inicio de la sesión.

El peor sector de la sesión ha sido el de la energía. Tras la fuerte caída de los precios del petróleo en lo que va de año, el S&P Energy lleva un descenso de casi un 16% en lo que va de año, convirtiéndose así en el peor índice sectorial de todos.

Sin embargo el descenso del petróleo que podría estar causado no sólo por la fuerte oferta, sino también por un retroceso en la demanda está poniendo dinero en los bolsillos de los ciudadanos. Eso es, quizá, lo que ha provocado el aumento de la confianza de los consumidores.

Hoy la Agencia Internacional de la Energía, la IEA ha vuelto a rebajar, por cuarta vez en cinco meses, su previsión de demanda de petróleo.

Desde el punto de vista económico hoy se ha conocido que la producción industrial china se desaceleró al crecer un 7,2% en noviembre, por debajo de las previsiones de los expertos.

En Estados Unidos la publicación del dato de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan ha logrado contener en cierta medida la hemorragia de las bolsas. En concreto el dato preliminar de diciembre avanza hasta 93,8 puntos desde 88,8 el mes anterior, muy por encima de las previsiones de los expertos. Es la mejor lectura en casi ocho años.

Dato de la universidad de michigan


Los precios mayoristas, sin embargo, cayeron más de lo previsto en noviembre sobre todo por la caída de la factura energética. En concreto, se produjo un descenso del 0,2%.

Ante estas circunstancias, hoy se han vuelto a producir caídas en el sector energético y en el materiales, arrastrado por las noticias que vienen de China.

Por el contrario, algunas minoristas han subido, como es el caso de Macy’s, que se ha apreciado más de un 2%.
Entre las ganadoras destaca Adobe, que ha cerrado con avances de más de un 9% después de anunciar la compra de Fotolia por más de 800 millones de dólares.

En este contexto, la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en 2,10%, el EURUSD está en 1,2456, el oro se encuentra en 1,223 dólares  el brent  se mueve en 61,58 dólares por barril y el VIX está en 21,40

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.