La encuesta que prepara el instituto alemán IFO mostraba esta mañana una ligera mejora en julio. La institución asegura que la economía europea se ha recuperado en el segundo trimestre del año, aunque se espera un crecimiento moderado en el final del ejercicio. 

Este instituto aseguraba también hoy que “el motor de la economía china ya no funciona a toda marcha”. 
De hecho, los datos que se conocieron ayer indican que los índices manufactureros del gigante asiático están en mínimos de 11 meses en julio. Algunos expertos consideran que estos números podrían estar complicando el objetivo del gobierno de restar peso a las exportaciones en su economía, lo que podría abocar al país a una fuerte caída de su PIB.

El
 EURUSD reacciona tibiamente a esta noticia y se coloca en 1,3219, con una subida de la divisa europea del 0,14%

En Estados Unidos ya hemos conocido que las peticiones iniciales de subsidio por  desempleo crecieron en 7.000 personas la semana pasada hasta 343.000, por encima de las estimaciones que había hecho la agencia Bloomberg que preveía un aumento hasta 340.000. (Ver noticia)

Además también hemos conocido que aumentaron las peticiones de bienes duraderos de las empresas en Estados Unidos, lo que indica que sus directivos podrían estar preparándose para una mejora de la demanda en los próximos meses. El Departamento de Comercio que las peticiones aumentaron un 4,2% desde el 5,2% revisado del mes anterior. Reuters esperaba  una mejora de un 1,3%

Mientras tanto los mercados analizan cada dato económico en la región para intentar componer un mapa de la recuperación estadounidense y poder determinar en qué momento la FED comenzará a retirar su política de estímulos económicos.

En este contexto, las bolsas siguen instaladas muy cerca de máximos históricos moviéndose al compás de la publicación de las cuentas del segundo trimestre de las empresas.

Los expertos consideran que son estos buenos resultados los que mantienen los índices en estos niveles, aunque advierten de que estas subidas se están produciendo con muy poco volumen. Cualquier cambio en el sesgo económico o cualquier gran decepción en el resultado de una gran empresa puede mover a las bolsas, aunque como estamos viendo en las últimas semanas se trata de cambios de poco calado.

Por el momento, hoy ya hemos conocido las cuentas de General Motors. El fabricante de automóviles ganó un 20% más en el segundo trimestre del año, aunque la cifra es mucho mejor de lo que esperaban los expertos, gracias al aumento de la demanda en Estados Unidos. (Ver noticia)

Habrá que estar pendientes de la evolución de las acciones de Facebook, que ayer presentó unas cuentas muy por encima de las estimaciones después de que los ingresos crecieran un 53% en el último trimestre del año gracias a la mejora de las ventas de publicidad, fundamentalmente en dispositivos móviles. La empresa ganó 333 millones de dólares, frente a las pérdidas de hace un año. Sus títulos recogieron esta subida con fuertes revalorizaciones en el mercado after hour. (Ver noticia

Entre tanto la rentabilidad del bono a 10 años estadounidense mantiene las subidas y se coloca en 2,588%. El oro ha variado su tendencia y sube un 0,27% hasta situarse en torno a 1.323 dólares la onza. 

El precio del crudo ha subido más de un 0,08% hasta 107 dólares el barril, en línea con el precio en el que se colocó ayer después de conocerse que los inventarios de petróleo cayeron la semana pasada.