La entidad financiera estadounidense ha elaborado una lista de recomendaciones de acciones con los mejores dividendos y programas de recompras de acciones.
Uno de los puntos en los que se fijan los inversores para realizar una estrategia es en lo atractivas que son las compañías en función a los dividendos que pagan y al plan de recompra de acciones que, en la mayoría de los casos, es un factor que hace que un valor suba de manera exponencial en bolsa.

En esta línea, Goldman Sachs ha desarrollado un informe en el que se centra en diez acciones que tienen atractivo para realizar este tipo de inversión. Así, L-3 Communications Holdings es una de las destacadas. La acción podría proporcionar una rentabilidad del 14,2%. Si ponderamos el retorno por recompra de acciones (11,6%) con el rendimiento por dividendo (2,7%).

Asimismo, Abbott Laboratories también podría ser una buena opción para invertir en cuanto a esta medición particular. Se trata de una farmacéutica que se dedica a la fabricación de productos de cuidado de la salud y que desarrolló la primera prueba para detectar el VIH. La compañía ofrece un retorno por dividendo del 2,1%, mientras que se espera que la acción tenga un rendimiento por recompra de acciones del 12,6%. Eso podría hacer que la acción tuviera una rentabilidad total del 14,7%.

Cotización de Abbott Laboratories en el último año
Abbott Laboratories en el último año


WellPoint es otro nombre a destacar, según el equipo de análisis de Goldman Sachs. Es un proveedor de seguros y servicios de atención médica con sede en Indiana. El rendimiento de sus dividendos es del 1,9%, mientras que su programa de recompras podría proporcionar al inversor una rentabilidad del 12,8%.

Por otra parte, Seagate Technology está dentro de esta enumeración de acciones que pueden ofrecer una importante cantidad, casi segura, a sus accionistas. La firma que fabrica discos duros y otras soluciones para contenido digital, paga a sus inversores un dividendo cuya rentabilidad es del 3,5%. Además, el plan de recompra de sus propios títulos podría dar un rendimiento del 11,9%, por lo que el retorno total sería del 15,3%.

En esa misma línea otra apuesta similar sería VeriSign. La firma es un proveedor de infraestucturas de red dentro de las tecnologías de la información. Aunque la compañía no retribuye a sus inversores, la rentabilidad que puede llegar dentro de su programa de recompra de acciones podría ser de un 15,3%, según Goldman Sachs.