Como cada mes, entrevistamos a Anna Garofano, de activos financieros de Diverinvest EAFI para hablar sobre la situación del mercado y los principales hechos relevantes del mes. 

¿Cómo valoran el mensaje de ayer de Yellen? 
Mantiene el tono dovish que sospechábamos y se confirma. Pues la subida de tipos tan  anticipada y planetada podría no serlo tanto y el escalado que habíamos previsto podría pararse en algún momento si los datos de empleo de este viernes no fueran los esperados. De hecho llevamos tiempo sospechando que la FED podría poner una parada en la subida de tipos que se ha ido comunicando al mercado. Esto podrían suponer mini rallies para el mercado pues no hay tejido ni razones económicas para seguir subiendo.

¿Cómo valora las palabras del BCE la semana pasada?
En el BCE están desesperado y ahora más que nunca impera la doctrina del “Whatever it takes” de hecho el otro día se comentaba en tono jocoso que igual habíamos pasado de esta declaración al Whatever simplemente. Las actitudes y decisiones de Draghi se entienden si vemos las altas convicciones que se tienen sobre la viabilidad y necesidad de tener tanto una Unión Europea como una Eurozona fuerte. Lo que Draghi ha reprochado a los países miembros es precisamente esa falta de confianza en la viabilidad tanto de la Eurozona como de las políticas que se estaban aplicando. Lo que sí es cierto es que el BCE está absolutamente dedicado a recuperar Europa a golpe de talonario. Esto no nos gusta porque al final no se está construyendo el tejido económico que nos gustaría para afianzar la recuperación.

¿Creen que estas medidas de los bancos centrales sientan las bases para un nuevo impulso en los mercados?
Creemos que se ha puesto las bases para un año caracterizado por la volatilidad y con unos mercados que no nos dejarán respirar. De hecho, lo que falta en las economías europeas son bases sólidas para justificar la recuperación ya la Euforia por lo que seguimos neutros.

¿Ven alguna oportunidad en el sector financiero?
Es cierto que el sector financiero ha sufrido severamente este año. De hecho el MSCI World lleva una caída del -2.3% mientras que el sectorial bancario acumula un -7.8% solo superado por el sector salud. La semana pasada incluso el de finanzas cayó más del 2% con lo que ha sufrido y puede comenzar a estar en niveles atractivos. Sin embargo, por fundamentales no nos acaba de encajar la inversión en el sector financiero aunque hay perlas tanto en renta fija como en renta variable pero no nos gusta invertir en el sector de forma generalizada.

Hasta que no se complete la reestructuración y las compañías puedan volver a sacar la cabeza nos abstendremos de invertir en bancos.

¿Cree que, tras conseguir Abengoa el acuerdo con el 75% de los acreedores, está en un buen momento para invertir?
Una alternativa para invertir en Abengoa puede ser tirar una moneda al aire o irse al casino. Es cierto que el hecho de conseguir el 75% de los acreedores puede ser un revulsivo positivo también puede certificar la caída de esta compañía. En los tiempos que corren, realmetne puede pasar cualquier cosa pero para jugar ya está el casino.

¿Les gusta Inditex?
Inditex es una compañía que no nos desagrada para tener en cartera, pero el problema es que tiene un PER de 32 veces y una rentabiidad por dividendo baja, del 2%. Para entrar ahora mismo en el valor tenemos que considera que el Ibex es un índice que ha corregido sustancialmente en 2016 mientras que el valor ha sufrido menos, con lo que es una compañía que nos gusta mucho pero por fundamentales no recomendaríamos su compra.

Hemos hecho un poco de ambas. Hemos aprovechado estas correcciones para tomar posiciones pero como nos mantenemos muy cautos y neutrales hemos aprovechado para incrementar el cash en la cartera.