La tensión en Ucrania además de la festividad de la Semana Santa ha hecho que no haya habido una gran cifra de entradas y salidas en los flujos de fondos.
El tenso ambiente en el este de Europa también ha influido en la entrada y salida de dinero en los fondos de inversión. Aunque no ha sido el único factor por el que se han reducido los flujos en la última semana. También ha tenido una gran influencia la celebración de la Semana Santa, que ha bajado con creces la intensidad en los mercados.

De esta manera, según el informe que publica el EPFR, ante este entorno quiénes han visto más beneficiados en estos últimos días han sido los fondos emergentes, además de los fondos que operan con renta fija. Sin embargo, ambos han tenido como denominador común que han tenido entradas de menos de un tercio con respecto a la anterior semana.

EPFR informó que se produjo entrada en mercados emergentes, que supone el periodo de tiempo más largo en el que el dinero fluye en este tipo de economías desde el segundo trimestre del pasado año. Los fondos de Latinoamérica y de los fondos globales de mercados emergentes de Renta Variable compensaron las salidas netas de Asia y los fondos de renta variable en EMEA. Además, la situación en Ucrania y la posibilidad de intervención de Rusia lastró a estos últimos fondos.

Flujos de fondos última semana


La tercera semana de abril también vio algunos cambios significativos en el patrón de flujos en los fondos de renta variable de Europa y en los fondos de bonos. Los flujos de fondos de renta fija en Europa fueron negativos por primera vez desde principios de diciembre, mientras que los fondos de bonos europeos que protegen contra la inflación registraron su mayor ingreso semana desde el cuarto trimestre de 2012.

El apetito de los inversores de capital para la exposición a los llamados países periféricos cayó, mientras que los fondos de renta variable francesa se pegaron un respiro.

En general, los flujos en todos los fondos de renta variable ascendieron a 2.900 millones de dólares. Los fondos de renta fija absorbieron 3.320 millones de dólares y los fondos del mercado monetario ingresaron 14.800 millones de de dólares, de los cuales más de 10.000 millones dólares fueron a parar a los fondos europeos.