“Los precios del crudo impulsan a las petroleras”. Lo habrán escuchado en innumerables ocasiones y leído en no menos titulares porque parece un binomio lógico, pero en bolsa –y ahora más que nunca- no hay nada lógico. Y para muestra, el modesto comportamiento que acumulan estas compañías en lo que llevamos de ejercicio y que van desde el 2,5 por ciento de rendimiento negativo de Repsol al 6,5 por ciento de ganancia de Total. De momento no parecen haber recogido “todas las bondades” del repunte en la cotización del oro negro, por lo que algunos expertos aconsejan tomar posiciones, en particular en ENI y Total , pero hay quien no lo tiene tan claro.
En bolsa los pronósticos no siempre se cumplen y el sector petrolero parece confirmarlo. Según los expertos sigue sin recoger lo que en teoría le viene como anillo al dedo: los máximos en los que vemos al precio del crudo en los últimos tiempos -sin ir más lejos, ayer mismo el barril de West Texas estadounidense llegó a tocar la cota de los 84,10 dólares-. La mejor de todas ellas es la francesa Total, que suma en lo que llevamos de 2007 un 6,5 por ciento, mientras que las revalorizaciones de ENI o de la británica BP se mueven en torno al 2,9 y 4,9 por ciento, respectivamente. La peor, no hay duda, es la hispano argentina Repsol YPF, que se anota descensos anuales del 2,5 por ciento. Ante esta situación, los expertos no lo tienen claro y no hay consenso a la hora de recomendar estar o no en el sector. Lucas Monjardín, gestor de patrimonios de CapitalatWork, destaca que “independientemente del precio del crudo”, su firma “sigue vendiendo compañías petroleras integradas”. Y la razón es clara: a pesar de los buenos resultados, sostenidos precisamente gracias al alto nivel de los precios del petróleo, la generación de los flujos de caja libre de estas compañías sigue perjudicada por el aumento de las inversiones que tienen que realizar y los enormes impuestos que existen en el sector de la exploración/producción. Monjardín considera que los resultados del segundo trimestre confirman “la degradación de los fundamentales del sector” pero, a pesar de ello, elige a la francesa Total como mejor opción dentro de este grupo. Eso sí, entiende que Saipem - filial de ENI, en la que cuenta con un 43 por ciento- y la francesa CGG Veritas -compañías de servicios petrolíferos que se benefician plenamente del aumento de las necesidades de inversión en el sector de la exploración/producción- podrían ser una apuesta interesante. Para ODDO sí es una buena opción el sector petrolero, para el que cuentan con una recomendación de “sobreponderar”. Pablo García, director de renta variable de ODDO en España asegura que “aunque es un sector muy cíclico y ha habido algunos problemas a nivel de producción –sobre todo en Total- está evolucionando bastante bien y las compañías comienzan a mostrar mejores resultados”. Como factor positivo añade que el crudo continúa en niveles elevados, en torno a los 80 dólares por barril. ENI y Total, las elegidas Con todo esto muy claro y reconociendo que algunas petroleras se han encontrado con costes de exploración más altos, García apuesta por Total y también por la italiana ENI, en un momento en el que “hay que evitar un poco los sectores más orientados a construcción-inmobiliario, banca y seguros” y buscar como “opción defensiva telecos, utilities y petroleras”. Respecto a Total destaca que “sigue manteniendo buenos niveles de costes y de rentabilidad”. Si bien no se esperan muchas novedades respecto a los grandes proyectos de la compañía gala hasta 2010, éstos “representarán en torno al 60 por ciento de la producción en esos años”, añade este experto. Y tampoco se esperan novedades en torno a su participación en Sanofi Aventis - que planea vender- aunque, a juicio de Pablo García, no lo necesitaría para llevar a cabo los proyectos de inversión que desarrolla.