Al Ibex 35 se le complica el objetivo alcista con los que empezaba el año, los 9.000-9.100 puntos -de momento, no queda anulado, pero sí se aleja en tiempo y probabilidades-. Los obstáculos en la carrera para alcanzar dicha cima son cada vez más altos y culpa de ello la tienen la mitad de los blue chips. Iberdrola, Telefónica y Repsol afean su aspecto técnico. Bien es cierto, hasta ahora han sido BBVA y Santander los que han tirado del carro mientras estos valores permanecían dormitando, pero ahora se han despertado y lo han hecho para profundizar en las caídas. Mala señal…

Vayamos por partes….
Comenzando por la ‘bella durmiente’, Telefónica, que la semana pasada se cayó de la cama. Despertó repentinamente del letargo que le mantenía desde hacía meses suspendida en los 10 euros y lo hizo para romper este nivel por abajo. El viernes ya no consiguió salvar el soporte técnico de los 9,95 euros y desde BNP Paribas advierten que la pérdida de este nivel nos deja “objetivos de 9,46, 9,25 y 9,04 euros”. “La caída se mantendrá mientras no supere los 10,34 euros”. La operadora capitaneada por César Alierta tendría que subir un más de un 8% para recuperar la tendencia alcista de corto plazo. Además, Roberto Moro, de Apta Negocios, acusa a Telefónica de ser la gran causante de que a corto plazo el Ibex 35 no recupere niveles de 8.240 puntos”. De hecho, Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, considera que irá a buscar los 9 euros como soporte”. (Ver: Telefónica sigue sin ser atractiva pese a su PER).

Además, por fundamentales, Telefónica también adolece. Desde la operadora ya han admitido unas pérdidas de 438 millones en sus cuentas de 2012 por la devaluación del bolívar. La pérdida se centra básicamente sobre los dividendos obtenidos en el país que están pendientes de repatriar. Todo esto complica aún más la reposición del dividendo por la falta de liquidez para cubrir el abultado agujero deficitario de la operadora. Su deuda neta asciende a 52.415 millones de euros, la más elevada de las compañías que cotizan en el Ibex 35. No obstante, la operadora tiene previsto retomar la remuneración a finales del año que viene con un pago de 0,75 euros por acción en dos tramos, frente a los 1,50 previstos. Jesús de Blas, dpt. de rv de Credit Agricole Mercagentes, indica que “una forma de distribuirlo podría ser con cargo a autocartera. Sería algo positivo pues en estos casos, el peor escenario sería darlo con script porque aumenta el número de acciones en circulación, diluyendo más a los accionistas”.




Otra acción que también baila la funesta marcha de Telefónica es Iberdrola. De hecho, David Galán, director de Renta Variable de Bolsa General, nos advierte que “Telefónica, Iberdrola, Acciona y FCC son los valores débiles del mercado”. La energética recibe golpes por todas partes. La semana pasada perdió más de un 2% de valor arrastrada principalmente por la lacra de ‘Bankia’ en su accionariado o, más bien, por la lacra de la marcha de ésta. Con el anuncio por parte de la financiera de la venta de participadas del Ibex 35, los inversores tomaron medidas para protegerse. En Iberdrola es de las participadas que menos capital tiene, un 5,13%. Sin embargo, el valor de mercado de este paquete es el más elevado de toda la cartera de cotizadas en manos de Bankia, vendría a valer unos 1.228 millones de euros. La marcha en una posible colocación acelerada de un paquete así supone todo un riesgo para el precio. Precio, de por sí, maltrecho pues, técnicamente, “con la pérdida de los 4 euros ha habido un cambio de tendencia hacia bajista y el objetivo actual de Iberdrola ahora mismo serían los 3,60 y 3,40 euros. No obstante, si recuperara los 4 euros, su próximo objetivo alcista serían los 4,15 y 4,50, aunque veo poco probable que vaya a hacer esto”, dice Cadiñanos. Ni si quiera el anuncio de la reducción da capital y consecuente aumento del valor de los títulos en circulación ha servido de reclamos para los inversores.



Y, aunque se ha unido a esta conga bajista más tarde, Repsol también parece abocado a visitar niveles más bajos. Técnicamente la petrolera “tras perder el soporte en 15,50 euros, posiblemente, puede que recorte hasta los 14,60 euros en el corto plazo y, en el largo, podría incluso caer hasta los 14 y volver a la zona de soporte de los 11,5 euros”, advierte Luis Lorenzo, analista de Dif Broker. Este experto incluso se plantea posiciones bajistas “entrar en 14,24 euros para buscar los 13,45, lo que implicaría un Ibex 35 en 7.500 puntos”. Parece que la nueva promoción de Repsol, por la que sus inversores pueden disfrutar de descuentos del 6% en la compra de carburantes desde esta semana y hasta el próximo 15 de marzo, sirve de reclamos para el regreso al valor.




Los grandes bancos han sido los que han tirado hasta ahora del carro del Ibex 35, pero ¿podrán mantener este potencial? Podemos afirmar que BBVA sigue manteniendo el tipo y los expertos le ven aún recorrido. En cambio, Santander tiene más papeletas para registrar caídas. (Ver: BBVA versus Santander ¿quién ofrece señal de entrada?).

Evolución comparativa Ibex 35, BBVA y Santander:


Fuente: Yahoo Finance

Nos queda Inditex, acción de la que, ni los inversores, ni los expertos esperan un 2013 brillante, de hecho, las predicciones apuntan a una hibernación. A juzgar por el precio objetivo que maneja el consenso recogido por FactSet, 105,79 euros, Inditex tendría muy limitado el recorrido este año. En lo que nos atañe a corto plazo, Cadiñanos contempla que “es posible que Inditex se salve de la quema”. Para corroborar si es así, el nivel a vigilar en esta acción que supone un 18% del peso total del Ibex 35 son los 99,9 euros, “mientras mantenga este soporte, podría rebotar hasta los 112,9. Sin embargo, si pierde este soporte, tendría riesgo de caer hasta los 95.8 y 93.3”.



Además, tenemos otro factor a favor de que estas correcciones tomen profundidad, y es la baja volatilidad: “cuando se producen lecturas mínimas de volatilidad en el Vibex, Santander, Repsol y Telefónica, las correcciones en el mercado nacional están cercanas”, advierte José Luis García López, analista de Enbolsa.net. A corto plazo tenemos también ese caldo de cultivo:




Con la mitad de los blue chips (Telefónica, Iberdrola y Repsol) en tendencia bajista de corto plazo, tenemos que el 25,28% del capital del Ibex 35 presenta una situación negativa. Además, si a esta tendencia negativa se uniera Santander (que supone un 17,49% de la capitalización total del Ibex 35) muy probablemente, el Ibex 35 no tendría escapatoria y se vería abocado a soportes. “Mientras no supere los 8.200-8.250 puntos, creemos que buscará el soporte de los 7.653 puntos”, indica Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI. Por suma de probabilidades, el Ibex 35 cuenta con más papeletas para descender a zona de soportes que de recuperarse.

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información