José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, analiza las perspectivas para los índices europeos de cara a 2017 y también la situación de algunos de los valores que están siendo noticia estos días.

¿Qué niveles fundamentales maneja para el Ibex 35 y los índices europeos  para 2017?
El primer semestre vamos a continuar con un impacto Latam en las grandes multinacionales, tanto por efecto divisa, como por falta de crecimiento, no tanto por Brasil, sino más por México, lo que lastrará el conjunto de resultados de las grandes corporaciones del Ibex 35. La zona del 10.200 va a ser un techo muy difícil de superar y quizás veamos en el primer trimestre esas zonas, en torno a 10.200 puntos, por lo que el crecimiento pasará a estar liderado por valores value y bancos, mientras que los valores de bonos podrían recuperar algo de terreno del recientemente perdido. Una vez pase este movimiento, probablemente tengamos la segunda pata del mercado de bonos –ya hemos visto una pata en el bund y en los valores, como las utilities, que han caído- en la que Enagás perderá los 23 euros, Red Eléctrica los 16, el bund perderá los 159 pb, y ahí confluirá la caída del S&P con una caída de bonos a nivel mundial que nos devolverá a la parte baja del rango, en 7.500-6.700 si hay un sell-off de bonos en primavera.

Tras esta caída a las partes bajas del rango, creo que Europa hará un suelo estructural de largo plazo y haya un giro muy brusco con respecto a lo visto en la última década. Europa va a hacer un giro hacia el crecimiento y, a partir de las elecciones francesas y alemanas habrá una mayor integración más europeísta que favorecerá el giro del mercado y a los valores e índices más value, como el EuroStoxx 50 ó el Ibex 35, en vez del Dax, que ya ha ido contracorriente.

De aquí a la primavera tendemos que seguir invertidos y  en primavera tendremos el giro de la bolsa americana, que es insostenible tantos trimestres de subidas sin que acompañen los resultados. A lo largo del primer semestre probablemente veamos un sell-off de bolsa americana y bonos. El relativo europeo lo hará mejor que la bolsa americana.
 
Inditex ha mejorado su beneficio un 6% y sus ventas un 11% en el tercer trimestre fiscal, aunque el valor sigue caro, ¿qué le parece apostar por él con estos números?
Cara está, a 31x múltiplos, aunque es una compañía fantástica, que sigue creciendo con unos números espectaculares. El mercado no lo cotiza al alza y, si continúa con estos ritmos de crecimientos, pronto romperá los 33 euros y se irá hacia su valoración histórica en torno a 25x.

Inditex sigue abriendo mercados, se está adaptando al comercio online y no hay un pero para pensar que puede haber un sell off en el valor, quizás una pequeña recogida de beneficios de corto plazo, pero sigue on track.
 

Mucho se ha comentado de que Telefónica está barata… ¿ve factible que Telefónica sea opada?, ¿a quién le podría interesar?
Ya se habló en el pasado de las conversaciones entre AT&T y Telefónica y la verdad es que sólo la puede comprar un gran operador. Telefónica es un claro caso de “comprar, trocear y reestructurar” y es evidentemente que es la antítesis a Inditex: tiene un problema de gestión interna, entran muchos ingresos, pero se van a pagar deuda, ineficiencias internas y una estructura de costes que no es eficiente. El dinero se queda dentro de la compañía, en vez de ir a activos que den rentabilidad al inversor.
Telefónica necesita una reestructuración interna brutal y si el management no la lleva a cabo, no es descartable que llegue alguien y haga esos movimientos corporativos.  A los niveles actuales, una operación de reestructuración generaría valor, pues no tiene un programa de ingresos, sino de gastos. Tiene que hacer desinversiones para llegar al objetivo de deuda/oibda del 2,3x que tiene marcado y el timing para desinvertir no es el mejor porque los compradores pueden presionarle sabiendo que necesita vender.


¿Qué hay detrás de las recientes fuertes subidas de cotización y volumen de Deoleo?
Deoleo fue líder mundial en el sector del aceite de oliva. La fase de Carbó fue una fase de “vamos a evitar caer en concurso de acreedores” y se hizo un recorte de costes brutal, se recortó deuda, se vendió todo lo vendible pero, aun así, se quedó con 200 millones de deuda que es 5x deuda/ebitda y es muy difícil que lo recorte más. La única forma de transformar el balance de Deoleo es mediante ampliación de capital o vía transformación de la deuda en equity, y eso implicaría una gran dilución para el inversor tradicional. Como su mayor accionista es el capital riesgo CVC, eso lo va a hacer, pero fuera de mercado, por lo que creo que lo que está sucediendo en Deoleo es que pueda haber una OPA de exclusión en próximos meses que va a ser por debajo de 30 céntimos por acción, pues no vale más.