Rafael Ojeda, analista de fondos independiente, concede una entrevista a Estrategias de inversión centrándose en la renta variable americana. 

Los índices estadounidenses se encuentran en máximos históricos, ¿tienen recorrido?
“Sí, pero muy tenue. Con los precios a los que están es complicado encontrarle recorrido a la bolsa norteamericana.
Ante la ausencia de rentabilidad en el bono a diez años han invertido en renta variable”.

También se dice que la bolsa está subiendo al calor de las expectativas, ¿se cumplirán?
“Todo apunta a que se cumpla porque también hay que dejar atrás el mal dato de la estación invernal, aunque se han camuflado muchas penas bajo esa excusa. Podrá ser un buen empujón para las bolsas.

Un buen dato sería entre 100.000 y 200.000 puestos creados.”

¿La publicación del Libro Beige de la FED afectará en algo a los mercados?
“Lo que ellos nos comuniquen será un adelanto de lo que podemos encontrar el viernes. Lo siguen muy a rajatabla porque las medidas del QE van en función de esto también”.

Apple ha comenzado el movimiento del Split de 7 acciones a 1.
“Es un movimiento que deberían haber hecho en algún momento. Cuando Apple cotizaba en 1.000 dólares por acción no quisieron realizar aquel Split para evitar volatilidad, ahora han decidido finalmente hacerlo para dar más vida al valor. Tiene más recorrido, a pesar de que en la presentación que han hecho de producto…al final no presentaron nada de hardware.”

¿Entraría ahora?
“Sería muy cauto por dos motivos. El Split va dar mucha volatilidad y Apple no tiene productos nuevos y la bolsa americana ya está muy alta.”

Abengoa está preparando la colocación del 49% de su filial en el Nasdaq. ¿Por qué le interesa tanto tener presencia en USA?
“Las compañías españolas lo han pasado muy mal con la crisis, porque además estamos en un mercado estrecho. A las que les ha ido bien es a aquellas con una presencia global.

Que cotice en la Bolsa de Nueva York sí es como un escaparte y con mayor acceso a los mercados internacionales”.

¿Alguna recomendación?
“Hace dos meses yo ya recomendaba bolsa japonesa. Sería muy cauto en bolsa estadounidense porque ya no hay mucho recorrido y nos podemos llevar sorpresas desagradables.

Invertiría en mercados europeos y me gusta el mercado de automoción, como la casa Mercedes Benz. La debilidad del euro puede ser un buen momento para la exportación”.