Los expertos de Allianz GI señalan que después de dos años de mercados complacientes los inversores se han encontrado de nuevo con niveles más normales de volatilidad. Así, si en el pasado la estrategia de comprar en caídas ha funcionado muy bien, la situación ahora podría ser diferente. En principio, explican estos expertos, la volatilidad exige ser más selectivo y confiar en la gestión activa.

Para los analistas la situación económica en el mundo sigue siendo positiva. Esto va a llevar a la Reserva Federal estadounidense (FED) a subir los tipos alrededor de tres veces este año. Justo en un momento en el que la institución continúa reduciendo el tamaño de su balance.

En este entorno, los expertos de la entidad señalan que “nuestra previsión sobre los mercados continúa siendo sólida. Vemos subidas de la renta variable de entre el 5 y el 10% este año, muy por debajo del 20% que vimos en 2017, pero en línea para el momento del ciclo en el que estamos”, explican.  

S&P 500 durante mercado alcista

S&P 500 mercado alcista

“Tal y como nos aproximamos a un cambio de ciclo, tanto los tipos como la bolsa seguirán siendo volátiles, de todos modos hay fórmulas para asegurar una cartera de esta circunstancia”. En concreto, ellos señalan seis estrategias:

- La renta variable continúa siendo un buen lugar para quedarse. En la entidad señalan que a pesar de la volatilidad, la subida media anual del S&P 500 durante los últimos cuatro ciclos de subidas de la FED ha sido de un 9,2%.

- Mantenerse en compañías ganadoras. Dentro de la bolsa, las compañías de crecimiento y las cotizadas de gran capitalización continúan haciéndolo mejor que el resto del mercado. Además, indican, en un escenario potencial de inflación, ambos segmentos lo suelen hacer bien.  En concreto, estos expertos apostarían por los “ganadores de la disrupción” en el terreno de la tecnología y la salud.

- Valorar el value: los expertos consideran que en Estados Unidos, las compañías value como las financieras y algunas industriales podrían beneficiarse de la reforma fiscal y el plan de estímulos e inversión.

- Seguir confiando en el high yield: en la actualidad siguen favoreciendo estrategias de corta duración y como no ven una subida de las tasas de impago, continúan apostando por la renta fija de alto riesgo.

- Mirar más allá de Estados Unidos: tanto en la renta variable como en la renta fija. “Preferimos Europa para el value y los dividendos, Asia para las apuestas de crecimiento y la disrupción y los emergentes para la renta fija y los tipos”, señalan en la firma.

- Apostar por las alternativas: consideran en la entidad que en este momento del ciclo es oportuno aumentar la asignación a inversiones alternativas como el retorno absoluto, el crédito privado, por estar descorrelacionado con los mercados en el largo plazo.

Opinan estos expertos que “si la volatilidad permanece en los mercados podría ser una buena oportunidad para volver a la gestión activa”. Es más, señalan que “en momentos de caídas, los inversores no quieren hacerlo en línea con los índices, sino mejor”, por lo que la opción clara es la gestión activa, dicen.