Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, habla sobre el momento actual que atraviesan los mercados sobre todo de aquí a final de año y apunta dónde pueden estar las principales oportunidades en 2017.
 
Cuando falta una semana para cerrar el año. ¿Qué balance hace de este año que termina?

Diría que es más ha sido al final más dulce que agrio. Es verdad que el primer semestre fue muy complicado y el Brexit sobre todo nos dejó muy mal sabor de boca pensando que quizá la situación iba a ser peor de lo que luego ha sido, pero al final ha habido acontecimientos que han sido positivos. Por ejemplo, me quedo con el pacto de la OPEP, que ha sido positivo no solo para los efectos del crudo, sino para los mercados, para la confianza de los inversores, para las empresas que tienen relación. Es verdad que ahora a estos precios están empezando a que se empiecen a reabrir también muchos pozos de fracking, y quizá sea la pescadilla que se muerde la cola. Ha sido una buena noticia, luego las elecciones americanas que también pensamos que van a tener un efecto mucho peor del que ha sido todavía no sabemos lo que va a pasar. Pero es verdad que el impacto no fue tan negativo: las previsiones de inflación y crecimiento son positivas. Esta semana conocimos el dato del PIB que ha estado por encima de lo esperado, con lo cual creo que la banca quitando lo que ha pasado esta semana quiere ver la luz al final del túnel. Creo que al final el año lo vamos a cerrar mejor de lo que lo íbamos a cerrar en un principio y diría eso y con un sabor más dulce que agrio.

¿Ve más posibles subidas para los índices tanto en Estados Unidos como en Europa o las revalorizaciones ya se habrían acabado?

Si pensamos en el final de año creo que el rally aunque se ha empañado por lo de esta semana, al final lo hemos tenido. Creo que sí puede seguir habiendo revalorización pero si tenemos la vista más en el medio y largo plazo pensando en el 2017, me inclino más por Europa. Las perspectivas de resultados empresariales para Europa son positivas. Hay muchos sectores que se van a beneficiar por ejemplo de la apreciación del dólar porque tienen exposición en Estados Unidos y compañías europeas que se van a beneficiar de un euro débil porque son exportadoras, con lo cual creo aquí tenemos potencial. Respecto a los índices americanos pensando en el largo plazo creo que ahí va a ser más complicado de predecir porque dependerá de qué sectores. La banca americana se va a beneficiar del entorno de tipos altos o que van subiendo y en cambio el sector tecnológico tiene más frentes abiertos con estas políticas de Donald Trump. Con lo cual en el caso de la renta variable norteamericana si tengo que escoger entre europea y americana creo que tiene más potencial la europea. Eso pensando en el medio y largo plazo. En el corto plazo para cerrar el año sí puede haber revalorización y a ver si cerramos el año del Ibex igual o por encima de cómo cerró en 2015.

Por otra parte quería hablar del sector bancario después del fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. ¿Cree que esta decisión lastrará aún más a los bancos españoles y se seguirá viendo reflejado en los mercados?

Creo que se les castigó ya en el momento en el que se conoció la noticia. Hay unos bancos que han salido más afectados que otros. Por ejemplo Bankinter que me gusta desde un punto de vista de gestión y por fundamentales se libra. Tenemos Bankia cuyo impacto creo que rondaría los 200 millones y tiene provisionados 100. En el caso de BBVA esa previsión de 400 millones van con cargos a las cuentas de 2016. Pero creo que el mercado quizá va a ir viendo cómo se va a ir desarrollando el año que viene respecto a las situaciones que rodean a Europa que pueden influir en Europa y que quizá esto se haya visto reflejado el otro día y que quizá lo importante es ver cómo sean los resultados, con el verdadero impacto que tiene. En el caso de Bankinter creo que van a ser positivos.

¿Cree que hay algún banco interesante para apostar en 2017?

A mí Bankinter me gusta mucho desde un punto de vista de gestión y fundamental, pero por PER ahora está muy alto. Es decir, no cotiza con descuento. Quizá hay oportunidades más fáciles en otros bancos como Santander, BBVA o Sabadell, que es un banco que lo puede hacer bien el año que viene. Lo que pasa es que es cierto que a nivel riesgo BBVA tiene el riesgo de la exposición a México, Santander a Brasil, y al final Bankinter es un banco que si nos sorprende con unos resultados por encima de lo esperado o muy positivos ese PER puede bajar, porque es verdad que está alto con respecto a la mediana del sector, algo que no le pasa a BBVA, que no le pasa por PER. En ese sentido al final esto pasa un poco como con Inditex. Siempre se dice muchas veces que está caro pero sigue subiendo. A mí Bankinter me sigue gustando desde un punto de vista fundamental pero ya la elección del inversor sería un poco su percepción y su aversión al riesgo, además de su nivel objetivo de rentabilidad con respecto al stop. Es verdad que está cotizando a niveles muy altos.

Además, siguiendo con el sector bancario, parece que ya se ha aprobado esa partida de 20.000 millones de euros para la banca italiana. ¿Se cierra por fin este capítulo o puede seguir dando quebraderos de cabeza la banca italiana?

Pienso que con ese importe sí es un capítulo que se podría cerrar, porque en principio está calculado que cubre todo lo que tiene que cubrir. El más tocado que es Monte dei Paschi como ya sabemos se cubriría y se llevaría a cabo el rescate y en el caso de los demás no están tan tocados como este. Entonces en principio se podría cerrar el capítulo y de ahí lo que decíamos antes que el año que viene sí que pueden empezar a ver la luz al final del túnel y que si no pasa algo, circunstancias externas, concretas geopolíticas que puedan afectar a la banca, en principio podría ser el año en que empiecen a remontar. Además estamos viendo cómo se reinventan, muchos grandes bancos lo están haciendo muy bien desde un punto de vista de gestión, de negocio, de diversificación de negocio y de digitalización es positivo.

De cara al próximo año, ¿cuáles serían los activos que le parecen más interesantes para realizar alguna estrategia?

Sin ánimo de recomendar y siempre hablando de diversificación y control de riesgo, que es fundamental, creo que el año que viene todas las compañías que están relacionadas con el crudo pueden seguir teniendo potencial sobre todo en el primer semestre. Ojo porque luego los precios corren riesgo de estancamiento. Pero para los primeros seis meses realmente todavía les puede quedar potencial porque algunas como Repsol están muy bien gestionadas. Técnicas Reunidas creo que tiene potencial. Luego todas las compañías que tienen exposición en Estados Unidos realmente una apreciación del dólar les va a beneficiar mucho. Estoy pensando en compañías como ACS y relacionadas con la construcción. Las inversas que son exportadoras por el euro débil. Y luego si nos olvidamos de la renta variable se pueden hacer estrategias en divisas y luego incluso en bonos. Pienso en el Treasury que realmente no descarto que se vaya al 3%. Desde luego ahora mismo el CFD está a niveles de 124 y que bajase a 120 no sería descartable. Quizá hablamos demasiado de Estados Unidos porque no tenemos claro qué va a hacer Donald Trump y es posible que estemos demasiado optimistas. Pero es verdad que no pinta tan mal cómo pensamos. Creo que oportunidades de inversión hay bastantes para el año que viene, pero lo que hay que hacer es diversificar y no quedarnos solo en compañías y empresas. En renta variable saber que hay muchos activos y que se pueden tomar posiciones cortas para hacer coberturas.