Repsol busca combustible para su gráfico
Tras perder el soporte en 15,50 euros, todo parecía apuntar a que Repsol visitaría niveles más bajos (14,60, 14 ó incluso, 11,5 euros). Sin embargo, por suerte para la petrolera, las noticias fundamentales que ha dado estos días lo salvaron de la quema. Así pues, los inversores celebraban con subidas que Repsol había conseguido vender prácticamente la totalidad de su negocio de gas licuado (GNL) a Shell por 5.100 millones de euros. Soledad Pellón, estratega de mercados de IG, valora que “esta desinversión ayuda a reducir su deuda de manera muy potente, casi al 50%, y a mantener su rating, -que había quedado al borde del ‘bono basura’ tras la expropiación de YPF-, por lo que para el valor puede ser positivo”. De hecho, Moodys ya ha mejorado la perspectiva del rating de Repsol de negativa a estable y Fitch también ha prometido mejorar su rating hasta “BBB” si comprueba que el dinero proveniente de esta venta se destina a tapar agujeros. Además, este lunes nos hemos levantado con la noticia de que Repsol ha vendido la totalidad de su autocartera, un 5% de su capital social, a la sociedad de inversión de Singapur Temasek, por un total de 1.036 millones de euros, lo que está propiciándole más subidas. (Ver: Repsol: levanta el vuelo sin YPF)

Esta noticia dio alas al valor para colocarse de nuevo por encima de los 16 euros, un soporte más que psicológico que nos puede dar fiabilidad para “ampliar posiciones en cartera o comprar, incluso”, opina Luis Lorenzo, analista de Dif Broker. Sin embargo, Gonzalo Cañete, Client Trading Services de Saxo Bank, valora que, “por rentabilidad / riesgo la inversión no es tan atractiva, pues veo una resistencia clara cercana en la zona de los 17.50 euros y, si se da una posible caída con ruptura de la tendencia el recorrido, probablemente caería hacia los 13.50 euros como poco”. (Ver: OHL y Repsol, las más apetecibles entre las acciones más baratas del Ibex 35)
 
Por otro lado, si aún vemos muy arriesgada la inversión directamente en la acción, Carlos Ladero, analista de Wallwood Spain, no sugiere invertir en la petrolera a través de sus preferentes. “Ahora Repsol quiere convertir sus preferentes, que cotizan en unos 83-84 euros, y las querrían pasar a bonos convertibles que se hace en base a la media de cotización de la acción que nunca ha sido muy superior a los 17 euros”. El experto valora que ésta “es una buena operación. Hay dos opciones: comprar preferentes de manera especulativa hasta que se anuncie el cambio y beneficiarnos de la diferencia, y la otra opción es comprar preferentes y canjearlas por opciones. 18-20 euros me parece un buen precio de conversión”. Tampoco descarta la comprar directamente acciones de Repsol, eso sí, “haciendo la cobertura con Ibex que seguimos creyendo que caerá”.

COTIZACIÓN REPSOL ÚLTIMO AÑO:



Telefónica y su ‘fijación’ con los 10 euros
Durante 6 meses estuvo Telefónica tonteando con el soporte de los 10 euros. Un soporte que, cada vez que tocaba, como marcan los principios del análisis técnico, se robustecía. Pero finalmente acabó rompiéndolo a compás de bombo y platillo o, mejor dicho, a compás de la cancelación de la OPV de su filial en América Latina y los peores resultados esperados de su dorado brasileño, Vivo. Las razones fundamentales llevaron a la operadora a perder el soporte de los 10 euros –para más concreción, los 9,95- lo que afeó su aspecto técnico hasta que hace unos días sus resultados del ejercicio 2012 (obtuvo un beneficio neto de 3.928 millones de euros en el ejercicio 2012, lo que supone un 27,3% menos que en el año anterior, tras realizar saneamientos por 2.536 millones de euros) y su reiteración de retomar el dividendo, devolvieran a Telefónica a una situación técnica más cómoda por encima de los 10 euros. Actualmente, con el valor apoyado en este soporte de nuevo “creemos que experimentará un rebote hasta los 10,9 euros”, indican desde Cortal Consors. Esto, a corto plazo y, aumentando las miras, “sus siguientes objetivos pasan por buscar los 10,70, 10,80 y 11,10, respectivamente”, adelanta Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseactic Brokerhouse. No obstante, “el índice de fuerza relativa (RSI) se encuentra por debajo de su zona de neutralidad de 50 y el indicador de convergencia/divergencia de medias móviles (MACD) se sitúa por encima de su línea de señal y es negativo”, advierten desde Cortal Consors, por lo que no estaría de más cubrirnos las espaldas, pues Telefónica ya no es la acción segura que era antes. (Ver: Ideas de trading a corto plazo. Telefónica)

Por otro lado, no podemos pasar por alto la vuelta al reparto de dividendos. En esto Telefónica siempre fue un buque insignia y quiere volver a presumir de ello con la promesa de que este año premiará a sus accionistas con una retribución en efectivo de 0,75 euros, lo que supondría una rentabilidad por título del 6,50% aproximadamente. (Ver: Telefónica sigue sin ser atractiva pese a su PER)
 
COTIZACIÓN TELEFÓNICA ÚLTIMO AÑO:

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información