¿Qué le parecen las cuentas empresariales presentadas en España?
Las cuentas empresariales van respondiendo a lo que se esperaba. El sector financiero ha tenido unos resultados inferiores a lo que nos tiene acostumbrados, pero dentro del guión.

Con respecto a las cuentas presentadas este martes, de Gas Natural se esperaba una caída un poquito mayor del beneficio, pero es un valor que hay que tener en cartera, con una buena rentabilidad por dividendo, y aunque no podemos esperar unas revalorizaciones astronómicas, lo puede hacer incluso mejor que el mercado

El resultado de Grifols es excelente, aunque la cifra de ventas no ha respondido a lo que se esperaba y eso es un punto más gris. No obstante, la integración del negocio de medicina transfusional de Novartis le va a dar alas y, por tanto, hay que tener en cartera a Grifols.

En Abertis seríamos más prudentes. Ni no se tiene, mejor esperar y, si se tiene, podemos mantenerlo. Las cifras de negocio en España son interesantes, pero tiene muchas concesiones en países latinoamericanos en los que la depreciación de las divisas está haciendo mella en sus cuentas.

¿Qué espera de las cuentas que presente Telefónica este viernes?
Esperamos buenos resultados, pues su estrategia Fusión está dando los frutos esperados. La incidencia del tema de las divisas emergentes va a ser negativa, pero se ha ido afianzando su situación en España en donde ya no pierde tantos clientes. Además, el hecho de que haya recuperado el dividendo es muy interesante para el inversor. De hecho, es de las pocas que sigue remunerando en efectivo. El castigo en bolsa que ha tenido en los últimos años ha sido excesivo y, por ello, hemos ido subiendo los precios objetivos hasta los 14-14,20 euros.
Ahora que ya cotiza por encima de los 12 euros que tanto le han costado romper, pensamos que Telefónica subirá y no nos extrañaría verla en los 13 euros antes de final de año.

¿Qué está pasando en Repsol? Sacyr diluye su participación cobrando los dividendos en metálico, y PEMEX ha puesto en venta su participación en la petrolera española
No creo que esté pasando nada malo en Repsol y, de hecho, creo que es un buen momento para entrar en la petrolera.
Lo que sucede es que Sacyr ha decidido cobrar el dividendo en metálico porque necesita liquidez y, por otro lado, es incluso positivo que PEMEX salga del accionariado, porque no se sentía a gusto dentro. Además, la venta de la participación de PEMEX podría dar lugar a la entrada de un par de socios significativos e, incluso parte de este capital puede venderse en el mercado. Si a esto le añadimos que está cerca la recepción de los bonos por el tema de YPF, aumentará aún más la liquidez de Repsol y, ahora que se rumorean compras en mercados maduros, éstas podrían ser incluso más factibles.

¿Qué espera que salga de la reunión de política monetaria del BCE del jueves?
Creemos que el BCE no va a hacer movimientos, aunque sí lanzará un mensaje optimista. Estamos viviendo un momento en el que el principal problema del BCE es la inflación y, aunque está lejos la deflación, podría llegar un momento complicado en este sentido. Podría llevar a cabo una bajada de tipos, pero sería algo testimonial y no sería muy eficiente para mover los mercados. El tema de penalizar los depósitos en el BCE sí que podría ser algo más positivo. Lo que espera al final el inversor es que haya algún tipo de inyección de liquidez, tipo quantitative easing, pero es prematuro para ver un programa así.

¿Por dónde pasan sus recomendaciones de inversión?
Hay que estar en renta variable, diversificando parte en fondos de inversión y parte inversión directa. Dentro de la inversión directa, nos parecen valores interesantes Repsol, Gas Natural, Enagás, Banco Santander antes que BBVA y, dentro de los bancos medianos, si queremos seguridad, Bankinter, y si somos más valientes, Popular o Bankia.