Hace meses que los expertos recomendaron comenzar a operar con la idea de que el precio del petróleo iba a continuar en niveles bajos durante un tiempo más largo del que se había imaginado en un principio.
Ya no es una quimera mirar un barril de petróleo por debajo de los 50 dólares por acción. Y esta fuerte caída desde el verano del año pasado ha tenido muchas derivadas en lo económico: el aumento del poder de compra, la mejora de las economías dependientes y la caída de los países productores, rebajas de inflación, el desplome de las petroleras en bolsa…. Pero no sólo.

Hace meses que muchos expertos vienen avisando de que un barril de petróleo barato tendrá efectos sobre la industria de la energía renovable a escala mundial. Cuanto menos nos cueste el barril, menos costará producir energía tradicional. De esta forma la producción de energías limpias tendrá menos atractivo ya que sus altos costes disuadirán la producción de energías alternativas. O no.

El actual presidente de Estados Unidos, Barak Obama, pretende que para el año 2030 el 30% de toda la producción de su país provenga de las renovables. Un extremo que rechazan muchos economistas. De hecho, explican que la agencia estatal que ha configurado el plan no lo ha acompañado de un proyecto económico. En un reciente artículo del FT uno de estos expertos decía que “si Obama lo consigue Estados Unidos irá por el camino que ha recorrido la UE”. Y no parece que eso les guste mucho.

Según la Agencia Internacional de Energía en estos momentos las fuentes de producción de electricidad en Estados Unidos están dominadas, sin ningún tipo de dudas por el carbón y el gas natural. Las renovables sólo aportan un 13% del total. Es decir, el plan de Obama significaría elevar la producción actual hasta más del doble.

Fuentes


Esto implicaría que si el plan se lleva a cabo habría muchas inversiones que hacer y mucho negocio para una industria que en estos momentos está casi en pañales en ese país, sobre todo si se compara con Europa. Según un reciente estudio de Bloomberg, en el año 2040 la producción global de energías limpias supondrán alrededor de un 56% del total y algo le tocará a las empresas estadounidenses.

Pero en el caso en el que los planes del presidente de Estados Unidos no se llevaran a cabo, lo cierto es que hay expertos que afirman que, cada vez más, la evolución de las renovables en bolsa está menos ligada a los precios del petróleo.

En junio de este mismo año la consultora McKinsey publicaba un informe sobre el tema. Recuerdan que las empresas de energías renovables han sido capaces de recibir dinero y no sólo de los programas gubernamentales, sino también del propio mercado.

Explica que en Estados Unidos está prevista la instalación de una capacidad de generación de 12 gigavatios este año sólo de energías renovables, más que el resto de fuentes conjuntamente. La administración espera un crecimiento de capacidad de este año de un 13% y de y casi un 11% en 2016

Explican que el principal factor para la evolución para las renovables es más la electricidad que el petróleo y eso depende menos de esta materia prima. “Solo el transporte de la energía ya es caro” y eso que en EEUU es más barato que en Estados Unidos.

Además, explican que como las inversiones en energía son muy a largo plazo “el precio del petróleo en sí no lleva las inversiones a otras fuentes” Explican en Mckinsey que en tanto en cuanto las renovables consigan rebajar sus costes, habrá espacio para invertir en todo tipo de energía.

De hecho, en el siguiente gráfico vemos cómo mientras que el precio del petróleo ha caído en los doce últimos meses alrededor de un 50%, las renovables de Estados Unidos que mide el índice NYSE Bloomberg Clean Energy Index se deja sobre un 20%.

Cleaname y petróleo un año


Si quisiéramos invertir en este tipo de compañías por rentabilidad, podríamos ver que la más rentable (en relación a sus activos propios) es SunPower.

ROE renovables


Entre las empresas que recomienda comprar el consenso se encuentran Solarcity y SunEdison.

Recomendaciones renovables



Quizá le interese leer: “Goldman Sachs no descarta que el petróleo caiga hasta 20$”