Bien es cierto que la prima de riesgo nacional ha defraudado a quien pensara que su desplome se estaba realizando con prisa y sin frenos. El riesgo país se paró en el entorno de los 250 puntos básicos, nivel al que se encuentra hoy en día, después de relajarse considerablemente. Al César lo que es del César.

Con un mercado de bonos ya más calmado, las compañías del mercado nacional han visto un filón a la hora de emitir deuda siguiendo, por cierto, con ejemplos anteriores.
Véase el caso de BBVAcuando en abril emitió deuda con carácter perpetua y que ha dado pie a que sea hoy el
Banco Popular quien esté planteándose una actuación similar por un tercio de la que realizara entonces el bilbaíno.

¿En qué consistiría? Por valor de 500 millones de euros, la entidad presidida por Ángel Ron tiene pensado emitir bonos convertibles perpetuos y de lo que ya se ocupan entidades como Bank of America Merrill Lynch, Barclays, el Banco Santander y UBS. Mientras se sondea el mercado, el momento está por decidir.

A la espera de conocer cuándo los ‘cocos’ llegarán, el Popular busca repetir la misma fórmula ya utilizada este año vía deuda sénior y cédulas hipotecarias, por un monto total de 2.045 millones de euros.

Bonos emitidos compañías españolas


Emisiones realizadas: Gas Natural y Zinkia

Son incomparables, sin duda, pero tienen en común que ya se han producido o, al menos, aterrizado en el mercado.

De un lado, Gas Naturalcerró el pasado 8 de octubre una emisión de bonos por importe de 500 millones de euros y con vencimiento en el mes de abril de 2021, según el hecho relevante que comunicó a la CNMV.

La aceptación por parte de los inversores cumplió estrictamente con el guión escrito para esta última parte del año a raíz del apetito inversor que se ha despertado hacia España. De ahí que el 95% del total fuera suscrito por inversores extranjeros, fundamentalmente de Alemania, Gran Bretaña y Francia.

En el otro lado se encuentra Zinkia, creadora de animaciones tales como Pocoyó que en lo que llevamos de año acumula unas pérdidas del 26%, frente a un mercado eminentemente alcista. La compañía cotizada en el mercado continuo ha iniciado este mes de octubre la emisión de bonos a tres años con una rentabilidad ofrecida del 11%.

Segunda vez que realiza una operación de este tipo justo la semana previa a que venzan los bonos emitidos con anterioridad justo hace un trienio. (Ver: Emisión de deuda de Zinkia, no es cosa de niños)




Emisiones futuras: Indra, Gamesa y Mediaset
Los bonos que se plantea emitir la firma italiana de contenidos multimedia son ajenos al mercado nacional, en principio. Será su filial transalpina la encargada de llevar a cabo la ‘recaudación’ en el mercado.

La intención anunciada es emitir un mínimo de 300 millones de euros en bonos con vencimiento en 2019. La rentabilidad oscilaría en una horquilla de entre el 5.50% y el 5.75%, aunque de fijarla se encargarán las firmas responsables de la colocación lideradas por Banca IMI, BNP Paribas, Mediobanca y Unicredit.

De intenciones futuras vive también Gamesa.
La compañía de aerogeneradores podría dar salida en el mercado en un breve periodo de tiempo bonos de alta rentabilidad por valor de 250 millones de euros.

Tal y como han confirmado a Estrategias de Inversión fuentes de la compañía, “Gamesa estudia diferentes opciones para financiarse y, entre ellas, se encuentra esta emisión de bonos”. En todo caso, aseguran estas mismas fuentes que todo dependerá de la receptividad que exista en el mercado.

Podría tratarse de una estrategia para paliar el repunte de la deuda financiera neta que se incrementó hasta los 620 millones de euros, frente a los 496 millones del semestre anterior. Gamesa había conseguido reducir a la mitad su deuda financiera neta pues partía de un nivel cercano a los 1.000 millones de euros (en concreto, 938 millones) correspondientes al primer semestre del año pasado. 

Indrapresenta la opción más creíble tanto porque ya se ha anunciado, en comparación con Gamesa, tanto por la demostrada solvencia de la compañía. Tal y como ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en su caso son bonos convertibles en acciones con exclusión del derecho de suscripción preferente. Dará salida a 250 millones de euros con una rentabilidad que, según sus propias estimaciones, se situará entre el 1,75% y el 2.5% nominal anual. La emisión, que tendrá como destinatarios inversores cualificados internacionales, se compone de bonos con un importe nominal de 100.000 euros que se emitirán al 100% de su valor nominal.

La suscripción y desembolso de los bonos estaba prevista para el pasado jueves. (Ver: Indra: Bonos convertibles a la vista y la familia Del Pino recortando su participación)

Son parte de una lista amplia ya y formada por otras como Ence, que arrancó el año emitiendo 250 millones de euros; Eroski o Prosegur que colocó 500 millones en el mercado.