Los analistas de la firma se han dedicado hoy a analizar el comportamiento de los principales activos financieros a nivel global para comprobar cuáles han sido más rentables en los primeros seis meses del año.
Para eso han monitorizado todos los ETF’s que cotizan en la bolsa en Estados Unidos. Una de sus primeras conclusiones es que tanto junio como el segundo trimestre del año han sido los más rentables para los inversores estadounidenses. El S&P 500 ganó un 1,58 en junio y un 4,66% desde abril a junio, lo que deja la revalorización desde enero en casi un 6%.

Para el Dow Jones el ejercicio no ha sido tan rentable como para el S&P 500. En el conjunto del trimestre se ha apuntado un alza de poco más de un 2,2%. Sin embargo, el mejor índice ha sido el Nasdaq 100, que se ha apuntado un 7,1% en estos tres últimos meses.

Las compañías de pequeña capitalización, las small caps, son las cotizadas que mejor lo hicieron en junio, después de un negativo abril y mayo. Sin embargo el fuerte empuje de los últimos treinta días les ha permitido cerrar el trimestre con ganancias de más de un 2%.

En cuanto a sectores, el claro vencedor ha sido el de energía, con alzas trimestrales de más de un 12%, seguido de utlities, que es el que mejor se comporta si se analiza desde el 1 de enero, cuando se apunta más de un 16,5%.
La evolución de los mercados internacionales ha sido bien dispar. Brasil, Canadá, India, Japón y Rusia han terminado el trimestre con fuertes ganancias. Sin embargo algunos de los grandes en Europa como Francia, Alemania o el Reino Unido han cerrado con caídas.

Desde el 1 de enero, la India es el país que mejor lo ha hecho. Su ETF se ha apuntado un 21%, mientras que España y Canadá han subido más de un 10%.

En cuanto a los metales preciosos, se ha observado –según apuntan en Bespoke Invest- un renacimiento en el segundo trimestre del año tanto para el oro como la plata, que se apuntan sólidas ganancias en el año.

Comportamiento activos semestrales