Conocer qué es lo que están haciendo las manos fuertes del mercado es una herramienta muy útil para conocer cuáles son las tendencias que marcan las bolsas. Saberlo de antemano es prácticamente imposible, pero estos son los principales movimientos de los nombres más conocidos en los primeros meses de este año.
Los gestores de fondos y los principales inversores estadounidenses tienen que hacer un comunicado oficial cada trimestre en el que han de indicar cuáles han sido sus últimos movimientos. Se trata de una información relevante tanto para los actuales accionistas de esas empresas, como para los futuros. ¿Invertiría usted en una compañía de la que hubiera salido uno de los referentes del mercado? Habría que analizarlo, desde luego.

Una de las noticias que ha dejado la última comunicación a la SEC americana es que los principales hedge funds del país comienzan a vender títulos de Apple tras la subida de los últimos meses. Desde julio de 2013, la cotización de la empresa se ha más que duplicado con lo que no es de extrañar que muchos de ellos comiencen a realizar beneficios, sobre todo después de las bajas rentabilidades que están dando sus fondos en los últimos años.

En concreto, el número de gestoras y de grandes inversores que tienen al fabricante de iPhone en sus carteras se ha reducido un 4% en el primer trimestre del año. En concreto unas 1.000 firmas recortaron su posición, aunque unas 860 la aumentaron.

gráfico revista


Entre los gestores que la redujeron destacan David Einhorn, de Greenlight Capital y Philippe Laffont, de Coatue Management.

Con todo, más de 2.200 firmas siguen teniendo a la compañía en sus portfolios y unas 1.200 mantienen a Apple como una de sus 10 principales posiciones.

Pero si hay un inversor que influye en los mercados sin hacer nada, sólo con su presencia, ese es Warren Buffett. Su vehículo de inversión, Berkshire Hathaway, también ha tenido que presentar los movimientos de los últimos meses de su cartera. Y, efectivamente, también se han producido cambios.

El multimillonario ha aumentado su presencia en dos de las principales posiciones de su portfolio. En concreto ha comprado más títulos de Wells Fargo, IBM y US Bancorp. Sin embargo, no ha comprado más acciones de sus otras dos favoritas, Coca-Cola y American Express.

Pero no sólo de empresas de gran capitalización vive el hombre, también hay small caps en las carteras de los principales inversores estadounidenses.

La plataforma iBillionaire afirma que John Paulson, Leon Cooperman y George Soros han decidido optar por la inversión en teste tipo de compañías. Apuntan en la firma que muchos expertos se sorprendieron de que el activista Carl Icahn anunció que tenía un 52,3% en Voltari. Explican sus expertos que “no es el único billonario que ha decidido pegarle un mordisco a este tipo de compañías”.

Sobre todo porque han visto lo que puede ocurrir si deciden poner unos cuantos millones en el capital de estas empresas. En concreto, las acciones de Voltari han conseguido multiplicar su valor por casi 10 veces ya que otros inversores vieron una oportunidad después de que el activista hiciera su entrada en la empresa.

John Paulson ha entrado en Synthesis Energy Systems con la adquisición de 10 millones de acciones de la empresa, o casi un 12% del capital total. La empresa da servicios a compañías de energía y del sector químico que está en bolsa desde 2007. En el momento del cierre de la actual edición, la empresa tenía una capitalización de algo más de 130 millones de dólares, a pesar de que había subido un 40% desde la entrada del millonario.

Por último, George Soros, ha incrementado su participación en uno de los sectores de moda, la biotecnología. El millonario ha aumentado su posición en PlasmaTech Biopharmaceuticals y en la actualidad tiene algo más del 5% del capital de la empresa. Se trata de una compañía que produce y comercializa terapias con productos derivados del plasma sanguíneo. En estos momentos, la capitalización de la empresa no ronda a los 200 millones de dólares, a pesar que desde que Soros anunció que había comprado más acciones, se revaloriza más de un 250%.

Este baile de empresas y de inversores no garantiza subidas de las cotizaciones, aunque siempre merece la pena saber en qué están gastando su dinero los que más tienen.

Si quiere leer el artículo completo, suscríbase aquí.