Si es usted uno de esos inversores que no teme ni al brexit, ni a una posible desaceleración y al que le van los deportes de riesgo, el sector biotecnológico puede ser una buena opción.
 
Después de un año en el que la bolsa estadounidense está prácticamente plana, si no pasa nada que no le guste a los mercados, los valores de crecimiento pueden ser una categoría que puede verse beneficiada durante esta segunda parte del año.
 
Entre la lista de favoritos del sector, los expertos de Jefferies señalan estas cuatro compañías:
 
Celgene:  Esta es una de las empresas favoritas dentro del sector para los expertos de esta firma de análisis. Lo es por su pipeline que podría generar varios medicamentos exitosos en los próximos años.  El consenso espera un crecimiento del 15% de los beneficios cada año a partir de ahora.
 
La acción lo ha hecho bien en las últimas semanas tras llegar a un acuerdo sobre una patente con Natco, algo que había pesado sobre la cotización recientemente.
 
La compañía le da un precio objetivo a la acción de 140 dólares por acción, lo que implicaría un potencial de un 45%.

Celgene

 
Medicines Company: La compañía lleva un ejercicio totalmente volátil, sobre todo después de que su acción se disparó en octubre cuando presentó novedades sobre un medicamento para el tratamiento del colesterol en el que están investigando con Alnylam Pharmaceuticals y que cuyos resultados muestran en una fase experimental que puede reducir el llamado colesterol malo en más de un 80%.

Los expertos de la firma esperan que este componente podría entrar en fase 2 este año. Y no sería el único medicamento que podría seguir superando fases.

En Jefferies le dan un precio objetivo de 43 dólares por acción, lo que le proporcionaría un potencial de revalorización de casi un 30% desde los niveles actuales de cotización.

Neurocrine Biosciences: La empresa está en pleno desarrollo de algunos medicamentos y en algunos de ellos comparte ensayos con compañías tan conocidas como AbbVie.  
Algunos de los componentes bajo estudio podrían recibir este mismo año el visto bueno del regulador para poder comenzar la comercialización. Algunos de ellos como el valbenazivne podría generar ventas de alrededor de 1.000 millones de dólares.

En la firma le dan un precio objetivo de 61 dólares por acción, lo que representaría un potencial de un 43% desde los niveles actuales de cotización.

Si, finalmente, se decide a entrar en este sector y va sin miedo tenga en cuenta que la candidata a la presidencia estadounidense Hillary Clinton puso el acento en este sector y ha prometido tomar cartas en el asunto de los precios si llega a la presidencia. Es decir, el resultado de las elecciones podría tener impacto en el comportamiento de esta industria, así como la farmacéutica.

comparables


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Las biotecnológicas que podrían, como mínimo, duplicar su cotización”