Los gestores de las principales entidades del mundo ya atisbaban un aumento de la volatilidad de los mercados en diciembre. Tanto, que han aumentado el porcentaje de liquidez de sus carteras hasta el 5%, según muestran los resultados de la última encuesta de gestores de BofA Merill Lynch.
Los autores de esta encuesta apuntan que cuando los niveles de efectivo están por encima del 4,5%, se trata de una señal contrarían de compra de renta variable. Cuando cae por debajo del 3,5% es una señal de venta contraria.


porcentaje cash


Con todo, los resultados de la encuesta muestran un mayor nivel de optimismo cuando se refieren a la evolución de la economía. Así, el 60% creen que la economía se fortalecerá el año que viene, más de 30 puntos más que hace dos meses. Por eso ellos consideran que los beneficios subirán más.

Como no podía ser de otra manera en el actual escenario, las materias primas y la inflación han sido dos de las preguntas más recurrentes. Así, las previsiones sobre los precios han caído a mínimos desde agosto de 2012. Con respecto a las materias primas, un 36% consideran que están infravaloradas tras la caída del petróleo. Esta cifra está 20 puntos por encima de la lectura de octubre y es el nivel más bajo desde 2009.

cambios de posiciones


También ha mejorado su visión sobre la economía europea debido a las previsiones de un posible QE por parte del BCE. En concreto, en la actualidad un 63% de los encuestados esperan este programa, frente al 41% de la última encuesta.

“Estamos viendo una capitalización de la energía y los materiales en favor del dólar, el efectivo, la renta variable europea, la tecnología global y el consumo discrecional”, ha afirmado Michael Hartnett, estratega de BofA Merrill Lynch Research.

Los gestores creen que el gran riesgo para 2015 será la deflación. De hecho, eso es así para un 69% de los expertos que han contestado.

Previsiones para 2015

De acara al año que viene, los expertos consideran que el activo que se comportará mejor será la renta variable. En concreto, lo opina un 67%, un 22% apuesta por las divisas y las materias primas; un 4% opta por los bonos del estado y el 2% por los bonos corporativos.

En estos momentos, la asignación en renta variable está en máximos de cinco meses con un 52% de los encuestados la sobreponderan en sus carteras, por encima de la media histórica. Por el contrario, la asignación a renta variable está en mínimos de 12 meses, ya que un 26% la infraponderar. También ha caído la asignación en renta variable estadounidense.

También ha descendido la asignación de activos a renta variable japonesa. En concreto un 40% sobrepondera, por debajo del 45% de la encuesta anterior.

Según esta encuesta las mejores posiciones contrarians son: Largos en energía y cortos en telecomunicaciones; largos en industriales y cortos en consumo discrecional.

Mejor activo en 2015

cuál será el mejor activo en 2015



Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.