La preapertura en el mercado norteamericano se encuentra al alza, antes de que se publique el dato macroeconómico del que todos los inversores están pendientes.
Día clave para la bolsa estadounidense. Como sucede todos los meses, la jornada en la que se publica el dato de empleo y la tasa de paro en el país acapara toda la atención. Del recorrido que puedan tener los principales índices depende en gran medida el informe que publica la administración de Estados Unidos, que podría variar su tendencia. De momento, el sentimiento generalizado es optimista. (Cómo maximizar el rendimiento de tu trading).

De esta forma, los futuros del S&P 500 comienzan con un repunte del 0,17%, los del Dow Jones se encuentran con subidas del 0,13%, mientas que los del Nasdaq avanzan un 0,29%. (Ver: Los neutrales al mando mientras los alcistas se recuperan).

Esto se produce en un entorno en el que se siguen tanteando los máximos históricos en el parqué neoyorkino. El S&P 500, sin ir más lejos, cotiza por encima de las 17 veces beneficios, lo que ya es un nivel muy ajustado para los inversores. Sin embargo, los analistas creen que todavía hay sectores de los que se puede sacar rendimiento de cara a las próximas fechas (Ver: sectores para buscar subidas).

Pero de lo que hoy estarán todos los economistas e inversores pendientes, efectivamente, es de la tasa de desempleo en Estados Unidos. Hasta ahora se ha situado por encima del 6,5%, que era la cifra que situaba la Reserva Federal como objetivo. Aunque se haya eliminado el requisito del  paro del fordward guidance de la FED, Janet Yellen en su discurso en Chicago ya expresó que el mercado laboral sigue siendo un punto de referencia para la máxima institución monetaria.

De hecho, ya se está debatiendo la posibilidad de que el tapering se congele si es que el informe sobre el paro no cumple con las expectativas. Hasta el momento la Reserva Federal emplea 55.000 millones de dólares en la compra de activos para estimular la economía y hemos visto como cada mes se han recortado 10.000 millones de dólares. Si el tapering se ralentiza, también afectaría a la cotización en los mercados.

Ayer ya vimos un ligero avance al conocer las cifras de peticiones iniciales de subsidios de desempleo, que subieron más de lo que se esperaba la semana pasada tras alcanzar mínimos de los últimos seis meses. En concreto subió en 16.000 personas hasta 326.000. También el ISM de Servicios subió hasta 53,1 frente a 53,5 puntos que esperaba. (Necesitamos que la macro cumpla en EEUU).

Desde el punto de vista empresarial destaca Homex, que sube antes de la apertura más de un 17%. El constructor de viviendas, que dejó de pagar su deuda el año pasado, dijo que está en conversaciones con Zell para solicitar un préstamo de hasta 1,8 millones de pesos (137 millones de dólares) para construir hasta 8.000 viviendas.

En este contexto, la rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en 2,7900%. El EURUSD se cambia en 1,3715 dólares. Mientras que el brent está en 106,20 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.287 dólares.  (El Brent podría caer hasta 100 dólares por barril)