Tras la jornada de jolgorio que se vivió ayer, hoy el mercado está tomando más prudencia. El fuerte rebote podrían seguirle más caídas. Habrá que esperar.
¿Y ahora qué? Eso deben estar preguntándose los inversores después del festival de ganancias que se registró ayer sobre el parqué neoyorkino. Las grandes subidas no siempre van acompañadas de la mano de la continuidad y aún prevalecen muchas dudas, aunque serán desepejadas a lo largo de las próximas jornadas. Lo que parece claro es que el temor ya no es tan grande como antaño.

Lo que sigue siendo del gusto del mercado son las palabras que dedico el presidente de la Reserva Federal de St Louis, James Bullard, sobre la posible paralización del tapering debido a que el objetivo de inflación a largo plazo para Estados Unidos aún no se ha alcanzado y dado que distintas variables macroeconómicas aún no están mostrando signos de gran mejora

Además, sigue vigente la temporada de resultados en Wall Street. En estos días sobre todo están prevaleciendo las compañías tecnológicas, que están teniendo resultados dispares. Al igual que sucedió con los bancos, las cuentas de este sector están dando una de cal y otra de arena, lo cual muestra cierto grado de incertidumbre sobre cuál será el recorrido de la bolsa en los próximos meses.

De esta manera, los futuros del S&P 500 caen un 0,23%, los del Dow Jones ceden un 0,07%, mientras que los del Nasdaq descienden un 0,10%. Los niveles del rebote
 
Desde el punto de vista macroeconómico hoy conoceremos el IPC de Estados Unidos, el índice hipotecario MBA Mortgage Index y los inventarios de crudo.

Ayer se publicó  el dato de venta de viviendas de segunda mano, que subieron 2,4%. Se trata de una cifra mejor de lo esperada, puesto que el consenso de mercado estimaba un incremento del 1%, desde el descenso del mes anterior del 1,8%.

En unidades anualizadas, se suman 5,17 millones desde los 5,05 anteriores. Un dato mayor de lo esperado que era 5,1 millones. Es la medición más alta desde septiembre de 2013.

En el terreno empresarial, muy pendientes de Yahoo! que acudió ayer al cierre a su cita con los inversores. La empresa que preside Marissa Mayer ha batido todas las estimaciones. En principio ha logrado mejorar en un 1% la cifra de ventas hasta 1.148 millones de dólares, cuando el consenso esperaba caídas del 3%.

Pero donde más se ha notado ha sido en el beneficio por acción de Yahoo! sin tener en cuenta extraordinarios. En concreto ha obtenido un beneficio por acción de 0,52 dólares, cuando el consenso esperaba 0,30, lo que hubiera supuesto una caída de un 11%. El año pasado ascendió a 0,34 dólares.

En este contexto, La rentabilidad de los bonos a 10 años está en 2,2080%. El EURUSD se cambia en 1,2709 dólares. Mientras que el brent está en 86,83 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.248 dólares, VIX está en 16,08

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí