Así, elS&P 500 sube un 0,31%, el
Dow Jones también mantiene ganancias del 0,23%, mientras que el Nasdaq
se incrementa un 0,37% . Es el segundo día consecutivo que los futuros en Wall Street se muestran en verde tras el bloqueo administrativo en Estados Unidos.

Sin embargo, la situación ha sido bien diferente cuando el mercado ha comenzado la cotización, dado que durante estas jornadas se han acumulado pérdidas por el shutdown. Todavía no se ha llegado a un acuerdo entre Demócratas y Republicamos y los inversores siguen apostando por las ventas en los mercados.


Ayer las cosas siguieron con la misma tónica, a pesar de que según algunas informaciones, el House Speaker, el republicano John Boehner aseguró que no consentirá que Estados Unidos declare un default. Cabe decir que al cierre de la administración se une que cada vez está más cerca la fecha para aumentar el techo de deuda. Según aseguraba el Tesoro hace unas semanas, el país puede hacer frente a sus compromisos financieros hasta el próximo 17 de octubre. 

Según aclaraban algunos medios internacionales, la tensión no ha caído ni un sólo instante en Washington. De hecho, uno de los portavoces de Boehner ha afirmado posteriormente que aunque aun no se ha hablado de la deuda, tampoco pasará sin condiciones.

Mientras tanto, la mayor parte de los expertos creen que al final se llegará a un acuerdo. (Ver vídeo). Eso sí, la propia Reserva Federal advierte del efecto de todo este tipo de obstáculos en la economía del país, lo que a todo el mundo recuerda que a la autoridad monetaria le quedan dos reuniones de aquí a final de año y que en alguna de ellas podría aprobarse el tapering.

Sin embargo algunos analistas consideran que este shutdown podría hacer que Ben Bernanke retrasar aun más la decisión.

En cuanto a referencias macroeconómicas, seguimos sin conocer datos oficiales del gobieron con esta situación de bloque presupuestario y los únicos resultados responden a índices que realizan entidades privadas. Hoy, que tenía que salir la cifra oficial de desempleo, no habrá ningún dato de gran calado que pueda hacer efecto de manera notable en los mercados.

Ayer sí se se conocieron algunos datos macroeconómicos, como las peticiones iniciales de desempleo, que aumentaron apenas en 1.000 personas la semana pasada. (Ver noticia). También el ISM de servicios, que cayó hasta 54,4 puntos desde los máximos de 8 meses de agosto. (Ver noticia)

En este contexto, cae la rentabilidad de los bonos a 10 años, que llega a situarse en el nivel de 2,61%. Por otro lado, el dólar se recupera ligeramente con respecto al euro después de la caída de ayer y el EURUSD   se encuentra levemente por debajo del nivel de 1,36.

El oro cede apenas un 0,08% y se encuentra en 1.318 dólares la onza, mientras que el brent cae un 0,5% y cotiza a 108,61 dólares el barril.