De esta manera, el S&P 500 se encuentra con descensos del 0,03%, el  
Dow Jones cae también un 0,09%, mientras que el Nasdaq 
es el único índice ligeramente en positivo con una subida del 0,04%. 

El fantasma de la retirada de estímulos está más vivo que nunca. Sobre todo, viendo los últimos informes de la economía estadounidense. Así, ayer los índices estadounidenses siguieron alejándonse de sus máximos, al cerrar por cuarta jornada consecutiva con pérdidas y hoy podría repetirse esa misma tendencia. Todo ello tiene como resupesta los datos macroeconómicos, que están siendo positivos, principalmente los que tienen relación directa con el mercado laboral; la pieza central del puzzle con el que se diseñará la retirada de estímulos de la economía, el temido tapering. (Ver:
posible corrección a corto plazo)

Sin embargo, el dato sobre el empleo privado del día de ayer no fue el único resultado positivo, dado que el déficit comercial se redujo por primera vez en cuatro meses, las ventas de viviendas nuevas crecieron en octubre al mayor ritmo en tres décadas y el Libro Beige de la FED muestra que el shutdown pasó sin hacer ruido por la economía americana, que sigue creciendo a un ritmo de modesto a moderado. Aunque no fue bueno, por otra parte, el dato del ISM de servicio. (ver: el tapering llamando a las puertas de la FED)

Cabe destacar también que los demócratas y los republicanos están muy cerca de llegar a un acuerdo para aprobar el presupuesto y elevar de nuevo el techo de deuda. Esto haría que no se produjera de nuevo la situación de cierre administrativo en enero. 

Por tanto, la FED se reúne los próximos 17 y 18 de este mes y aunque el consenso creen que será Janet Yellen la que comience la retirada de estímulos a partir del mes de marzo, a nadie le extraña que la FED pudiera tomar la decisión de comenzar el tapering este mismo mes. ESto significa la reducción paulatina durante unos cuantos meses de los 85.000 millones de dólares mensuales que la autoridad monetaria inyecta en la economía.

Mientras tanto, los mercados estarán pendientes del dato estrella de la semana, el que se conocerá mañana, el de paro. Los expertos esperan un descenso en 180.000 personas, lo que dejaría la tasa de paro en el 7,2%.  

Con todo, el tradicional rally de final de año sigue alejándose de la vista de los inversores. Ayer, la agencia Bloomberg hacía referencia a un dato significativo; el sentimiento alcista de las newsletters de inversión ha crecido, según los datos que recoge Investors Inteligence. El 57% de ellas hablan de subidas en los mercados. Según esta encuesta la última vez que el sentimiento bullish alcanzó estos niveles fue en abril de 2011 y el S&P 500 cayó un 11% en 4 meses. En 2007 llegó a superar el 60% y fue el momento cuando comenzó la fase más bearish de las bolsas.

Así pues, la rentabilidad de los bonos a 10 años  sigue en el nivel en el que cerró en la pasada sesión, con máximos desde septiembre, en 2,84%. El EURUSD se recupera con respecto a la moneda europea y se cambia a1,3596. El oro  cae hasta 1.232 dólares y el brent pierde terreno y el precio del barril está en 112,13 dólares. (ver: las materias primas no subirán en 2014)