Warren Buffett esperó al pasado sábado para enviar su carta anual a los inversores en la que, entre otras cosas, cuenta cómo ha ido el año y les invita a la Junta de Accionistas.
 El Oráculo de Omaha lo admite. 2013 tampoco fue un grandísimo año para Berkshire Hathaway, ya que tampoco el pasado ejercicio el vehículo de inversión logró batir al S&P 500. En concreto, según la carta que dirige a sus accionistas el valor en libros por acción de la compañía aumentó algo más de un 18% frente al 32,4% que subió el selectivo estadounidense en estas fechas.

Warren Buffett lo admite. Berkshire Hathaway es más hábil en su gestión cuando el selectivo no es tan alcista. De hecho, de las 10 veces en 49 años en los que el inversor ha sido incapaz de superar al selectivo 4 se han producido en el último ciclo alcista de la bolsa: 2009, 2010, 2012 y 2013. ¿Ha perdido Warren Buffett sus habilidades?

El inversor reconoce que en 9 de esos 10 años el S&P 500 ha subido más de un 15% y eso ha sido letal para Warren Buffett que asegura que en los próximos años batirá al selectivo. Si no lo hace, ni su socio Charlie Munger ni él estarán haciendo bien su trabajo ni se merecerán –literal- el sueldo que reciben.

El año pasado Berkshire Hathaway obtuvo un beneficio de 34.200 millones de dólares, insuficiente para ellos. Buffett afirma que si no superan al selectivo de forma recurrente, los inversores de su compañía harían mejor en comprar un fondo referenciado al S&P 500. Algo que, por cierto, ha recomendado a aquellos que están nombrados en sus testamento.

Pero dentro de la propia Berkshire Hathaway hay varios gestores que están haciendo bien su trabajo, incluso mejor que el propio Buffett –lo dice él mismo. Se trata de Tood Combs y Ted Weschler.  (Ver: carta de 2013)

Ya el año pasado había anunciado que había que estar muy atentos a estos dos nombres, sus dos directores de inversión. De hecho, el inversor afirmaba que podrían ser las personas que tomaran el testigo de él y de su socio cuando dejaran la dirección de la compañía.

Combs y Weschler han batido al S&P 500 con sus dos fondos, los cuales tienen activos por más de 7.000 millones de dólares cada uno.

Por lo demás, Warren Buffett ha hablado en la carta de las dos grandes adquisiciones que realizó el año pasado: Heinz y NV Energy. El inversor asegura que en próximas ocasiones podrían seguir la estrategia usada con Heinz, es decir, la de acudir en compañía de otros socios y actuar simplemente como financiadores. Por cierto, ha dicho que comprará más acciones de la empresa si tiene la oportunidad.

Además, las filiales de Berkshire Hathaway realizaron 25 adquisiciones el año pasado por un importe de 3.100 millones de dólares.

Mientras tanto, Warren Buffett ha hecho referencia a la carta del año pasado en la que aseguraba que tanto él como su socio Charlie se habían puesto el traje de camuflaje para buscar grandes elefantes que cazar, es decir, grandes compañías que comprar. Esto quiere decir que en 2014 podrían producirse más adquisiciones.