Los brokers se ponen de acuerdo para desaconsejar la compra de acciones de BME, a pesar de que el título se encuentra en subida libre y se ha convertido en uno de los más alcistas del Ibex este año. En cambio, los expertos vuelven a mirar confiados en los blue chips.


BME se lleva hoy palos por parte de dos brokers: Carax-Alphavalue y RBC. Por un lado, la casa de análisis española recomienda reducir el peso que BME tenga en su cartera, a pesar de que ronda sus máximos históricos, marcados la semana pasada en 36,84 euros. Y, es que, desde Carax piensan que su precio objetivo real se sitúa en 35,2 euros. Para RBC este precio se sitúa aún más abajo, en 32 euros, lo que supondría que el valor recortara un 13% desde los niveles actuales. Hay que tener en cuenta que, en tan sólo un mes que llevamos de año,BME se ha revalorizado un 10%, colándose en los primeros puestos de las acciones más alcistas del Ibex.

Otra que también se ha colado en el top ten del Ibex 35 es IAG. La aerolínea, al calor de la caída del precio del petróleo, se ha revalorizado este año más de un 13%. En cambio, ahora que el crudo ha pegado un rebote en su cotización, los brokers se muestran más precavidos. Por ejemplo, desde Carax-Alphavalue aconsejan realizar caja con la posición mientras se soluciona, entre otras cosas, la compra de Air Lingus, que no se acaba de materializar por el gobierno de Irlanda. Además, Carax fija el precio objetivo en 6,33 euros, casi un 10% por debajo del precio actual.

Y si ayer Técnicas Reunidas cerraba la sesión en la parte alta del Ibex animada por una mejora de recomendación, hoy se frena tras recibir un golpe por parte de Nomura. Este broker se ha mostrado muy negativo con la compañía y sus previsiones de negocio, afectadas por la caída de la inversión en el sector petrolífero. Con el empeoramiento de sus fundamentales, Nomura aconseja reducir la posición en la compañía y sitúa el precio objetivo en 23 euros, lo que supondría un importante recorte del 36% y volver a cotizar en niveles de 2011.

Frente a estas recomendaciones afectadas por tintes negativos, los brokers se muestran más positivos con los blue chips españoles. Así pues, Carax-Alphavalue recomienda añadir acciones de Banco Santander al calor de la presentación de sus cuentas del 2014. Además, sitúa su precio objetivo un 6% por encima del precio actual, en 6,47 euros. También apuesta por BBVA, que precisamente presentará sus resultados mañana, y considera que recuperará los 9 euros, aunque no superará los máximos marcados el año pasado en 9,65 euros. También Telefónica se cuela en el triunvirato de blue chips alcistas. La operadora, que hoy recupera posiciones tras desmentir que vaya a hacer una ampliación de capital superior a los 3.400 millones (ya previstos para cerrar la adquisición de GVT). Carax sitúa su precio objetivo en 17,70 euros, por encima incluso de sus actuales máximos históricos.