Paula Haussman, ejecutiva de cuentas de GVC Gaesco, analiza la situación del mercado de renta variable europeo.

La próxima semana comienzan las LTRO, ¿manejáis alguna previsión de entidades que acudirán y qué cantidades solicitarán?
La última reunión del BCE ha tenido una inyección de confianza para los mercados. Los principales índices internacionales, especialmente los europeos, han recuperado importantes niveles y algunos de los valores de referencia han superado máximos anteriores mostrando así una fuerza que realmente no teníamos desde hacía semanas. Nosotros teníamos clara la predisposición del BCE para tomar las riendas de una política monetaria más laxa, pero la concreción en la última reunión de medidas y de fechas ha sido lo que realmente ha podido intensificar el movimiento de confianza en los mercados. Además, esperamos que las consecuencias se mantengan para el corto y medio plazo. Por ello, tenemos en este momento un panorama favorable para la renta variable gracias al BCE, los descuentos por fundamentales de las grandes empresas, la falta de alternativas de inversión y el relajamiento de las tensiones geopolíticas.

Ante las medidas anunciadas por el BCE, ¿es momento de invertir en bancos?
Sin duda, el sector bancario ha sido uno de los más beneficiados por las subidas de las últimas semanas. Al final, es uno de los más ligados a las tomas de decisiones por parte del BCE. Los bancos han recuperado importantes niveles e, incluso, se han superado anteriores máximos dejando entrever la probabilidad de que se intensifiquen las alzas en el sector en los próximos meses. Concretamente podríamos hablar de casos como Banco Santander que superó la zona de 7,70 y podría buscar la consolidación de estos niveles para reanudar una tendencia alcista sólida para el medio plazo. También Caixabank, que prácticamente ha estado todo el año inmerso en un lateral, pero tras la reunión del BCE superó la parte alta del lateral en 4,70 y ahora este nivel tiene que ser consolidado para esperar un nuevo tramo alcista.

¿Qué espera del euro-dólar?
El euro-dólar ha experimentado una caída muy importante en estas últimas semanas. La caída venía ya en parte justificada por las decisiones del BCE. Después de la caída, que ha sido muy vertical, podríamos esperar un rebote puntual, incluso hasta niveles de 1,30. Para el inversor, debería esperar una consolidación entre 1,27 y 1,30 dólares. Podríamos tener unos meses al par moviéndose entre estos niveles.

Centrándonos en Europa, ¿qué compañías pueden ser una oportunidad de inversión?
La renta variable europea es una de las que tiene mayor atractivo para tomar posiciones de cara a finales de año y próximo ejercicio. Tenemos claros descuentos en sectores como el de utilities, que es el que mejor se está comportando este año y lo va a continuar haciendo. Es un sector que además cuenta con atractivas retribuciones al accionista. También vemos descuentos importantes en sectores como el asegurador, que cuenta con importantes compañías en Europa, como Allianz, Axa, Aegon, u otras con perspectivas de crecimiento importantes. Otro sector que ha experimentado una subida importante es el del acero. También siguen siendo de interés el sector tecnológico y el petrolero.

¿Qué recomendación daría para los próximos meses?
En próximos meses los inversores tienen una buena oportunidad para tomar posiciones en renta variable gracias al respaldo del BCE. La renta variable europea sigue siendo una oportunidad, así como la española. En nuestro mercado los blue chips van a experimentar una tendencia de recuperación muy intensa. Por lo tanto, la consolidación de estas sesiones o las correcciones puntuales pueden ser una oportunidad para tomar posiciones de cara al medio plazo.