Parece que la sostenibilidad de los máximos del S&P 500 no es lo que más preocupa a los inversores de Estados Unidos. Los retos que tiene por delante la economía y la bolsa de este país se resume en tres cuestiones principales, según los estrategas de Citi.
 
En una nota reciente, el estratega de la entidad, Tobias Levkovich y su equipo resumen cuáles son las principales preocupaciones de los inversores de ese país.
 
  1. 1- ¿Pueden mantener el rally las compañías defensivas?
Explican que las compañías de los sectores defensivos han subido con fuerza durante los primeros seis meses del año debido a la desesperada búsqueda de rentabilidad.
 
En lo que va de año, las compañías que mejor lo han hecho han sido las de grandes dividendos, aunque algunos inversores se preguntan si este movimiento es sostenible.
 
“Si los mercados experimentasen un pull back es posible que estos activos seguros pudieran no ser apropiados” debido sobre todo al encarecimiento que han experimentado recientemente.

 
En su opinión, las utilities están caras, así como las staples (consumo básico) aunque se puede buscar algo de valor en servicios de telecomunicaciones, dicen.

Comportamiento sectorial


2- ¿Es compatible un sentimiento bajista de los inversores con los nuevos máximos? 
  1. Los inversores dudan que la gente actualmente pueda ser bajista cuando los mercados en Estados Unidos ha logrado alcanzar nuevos máximos históricos después de catorce meses.
Es destacable, dicen, que los flujos de dinero que han ido a la renta variable americana han sido muy limitados desde 2009. Con todo, eso no ha impedido que el selectivo más que se triplique desde los mínimos de ese año gracias, en gran parte, a los 4 billones (trillones americanos) de dólares que las empresas han dedicado a recomprar acciones.  Eso, unido a un aumento de las fusiones y adquisiciones, ha creado “ciertos beneficios derivados de la escasez de papel”, dicen en Citi.  

REcompras


3- ¿Y si triunfa el populismo en EEUU y gana Donald Trump?

 Los inversores también tienen muchos reparos sobre los efectos que podría tener en las bolsas una victoria de Donald Trump en las elecciones generales de noviembre de este año.  En opinión de estos expertos, Wall Street espera que Hillary Clinton se convierta en la nueva presidenta de EEUU. “Aunque algunos puedan decir que Trump podría ser  más positivo para industrias como la de la defensa o el sistema financiero. Sin embargo, su retórica sobre el proteccionismo podría afectar a muchas multinacionales. Otros consideran que el millonario podría estimular la economía por los recortes de impuestos que propone, el uso de la deuda y su promesa de invertir agresivamente en infraestructuras”, explican. 
Por otro lado, es previsible que una victoria de Clinton podría afectar a la industria farmacéutica y favorecer a todos los valores relacionados con el medioambiente.
 
“Lo más preocupante es que Trump podría traer más incertidumbre y eso podría generar un estancamiento económico ya que es previsible que los empresarios podría paralizar sus decisiones hasta conocer algo más los planes del millonario”, explican.
 
Por otro lado, algunos clientes consideran que el extravagante candidato podría generar un boom económico al recortar con fuerza los impuestos y aumentar el gasto fiscal para estimular la economía usando deuda, “lo que podría tener un impacto positivo en el corto plazo pero negativo en el largo”, apuntan.

Obama y Trump

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
¿Cómo protegerse? Hágase de oro con el oro
“Sectores en los que invertir para escapar del rango de las bolsas”