A lo largo de la semana pasada comentábamos, casi a diario, que en la medida en que no se perforaran los mínimos del jueves 20 de febrero no tendríamos ninguna señal de debilidad significativa en los índices del Viejo Continente. 
MADRID, 03 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- A lo largo de la semana pasada comentábamos, casi a diario, que en la medida en que no se perforaran los mínimos del jueves 20 de febrero no tendríamos ninguna señal de debilidad significativa en los índices del Viejo Continente. Aunque por la misma debemos recordarles que durante el jueves y el viernes pasado decíamos que estábamos viendo cosas que no nos terminaban de gustar. Pues bien, las tensiones que conocíamos a lo largo del fin de semana sobre la escalada prebélica en Crimea (Ucrania) por la toma de posiciones rusas han hecho, como era lógico, por otro lado, que la incertidumbre se haya adueñado de los mercados de renta variable. Y ya saben que lo peor que hay para las bolsas son las dudas, la incertidumbre.

Esto está provocando que, al menos a primera hora de la sesión, veamos al futuro del Dax perforar la zona de soporte que presentaba en los 9.504 y al futuro del Euro Stoxx 50 hacer lo propio con el nivel de los 3.077 puntos. Todavía tenemos toda la sesión por delante y puede pasar cualquier cosa en el corto plazo. Pero sepan que, por ejemplo, de cerrar así, el futuro del índice de la “locomotora europea” estaría dando forma una figura, de implicaciones bajistas, en “cabeza y hombros” que, como mínimo, podría llevarle a profundizar los descensos un 2-3% adicional desde los niveles actuales.

JM.R.