Cinco de las familias más ricas del país invierten cerca de 3.000 millones de euros a través sus SICAVs. Y no lo deben estar haciendo tan mal cuando en el 80% de los casos han logrado batir al Ibex 35 en 2014. ¿Cuáles son las compañías preferidas por los milmillonarios?


A lo largo de la última parte del año pasado, familias como la Del Pino, Koplowitz o Abelló decidieron aumentar la liquidez de sus carteras o bien optaron por reducir el patrimonio invertido ante lo que estuviera por venir. Coincidía, sin duda, con momentos de alta volatilidad en el mercado puesto que recordamos que desde el flash-crash bursátil del 15/16 de octubre hasta el final no hubo mes sin complicaciones añadidas. Y ahora, encima, está Grecia…

SICAVS


Otras, como la familia March, han sido capaces de conservar la inversión total de los 1.093 millones de euros de la que es la mayor SICAV nacional, Torrenova, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Mientras que uno de los vehículos de inversión del magnate Ram Bhavnani, Kalyani, redujo un 30% su exposición a renta fija, incrementando el riesgo en cartera, pero también la liquidez.



ACCIONES ‘MILLONARIAS’
La SICAV Kalyani supo identificar una de las dos caídas en activos que vertebran los mercados internacionales: uno es el desplome del euro; el otro, el del crudo. De ahí que haya movido ficha incorporando a cartera a Repsol, según datos de cierre del 2014, con la mayor ponderación de todas las compañías: un 2,18%.(Ver todos los ANÁLISIS de Repsol)

Dentro de este mismo sector, Técnicas Reunidas es el otro fichaje del semestre, con una presencia mucho más moderada (0,48%); al tiempo que anula su exposición a Ence, desde el 0,09% anterior.

OHL entra pisando con fuerza pues es la segunda incorporación más importante al representar un 0,83%. Y, dentro del mercado continuo, aumentan o arrancan su posicionamiento Altia, Barón de Ley e Indra después de la salida de Ebro Foods y Laboratorios Rovi.

KALYANI


Arbarin. La familia Abelló sigue mostrando un gusto especial por la renta variable donde se encuentra invertido hasta el 61% del patrimonio. Ya se sabe ‘quien no arriesga, no gana’ y es por ello que Arbarin obtuvo en 2014 la mayor rentabilidad de las seis carteras comparadas, al alcanzar un 9,88% de revalorización, casi el triple que el mercado.

Los Abelló refuerzan su idea del sector bancario como una de las apuestas al incrementar ligeramente su posición en Bankia y al entrar en cartera el Banco Sabadell, con un 0,30%. Y va a ser cierto aquello de que comprar Liberbank es similar a hacerse con un gran banco, pero a menor coste…porque entra con un importante porcentaje del 1,12%.

Destaca especialmente la incorporación de Applus Services a quien confían hasta un 4,95% del patrimonio por contraposición a grandes como Repsol e Inditex que desaparecen del mapa. (Ver todos los ANÁLISIS de Inditex)

Se pasó de frenada, sin embargo, con eDreams para quien reduce su exposición del 0,90% al 0,19%. Hoy, desconocemos que volvió a comprar para ser beneficiario de su despegue.

ARBARIN

Morinvest. Alicia Koplowitz se va…casi de todo y de ahí que haya reducido su exposición a once de los quince valores nacionales que tiene en cartera. Es más, parece consciente del riesgo que supone estar expuesto a cualquier activo y de ahí que reduzca hasta el 83,2% el patrimonio invertido y duplique la liquidez, que alcanza cotas del 12,86%, según datos de la CNMV.

Los Koplowitz son la tercera gran familia que apuestan por la renta variable nacional y lo hacen particularmente en real state. Koplowitz siempre ha mostrado su gusto por las SOCIMIs y lo hace manteniendo en cartera a Lar e Hispania e incorporando a Merlin Properties con un 0,74%.

Conforma, junto con Abengoa, Enagás y Red Eléctrica, el cuarteto de las acciones que han entrado en cartera o bien que han subido su participación, como es el último caso.

Repsol desaparece, como ya hiciera Abelló y Telefónica rasca aún un 0,26% de la inversión… y no es la única cartera en la que está presente. (Ver todos los ANÁLISIS de Telefónica)


MORINVEST



TELEFÓNICA, LA PUERTA AL IBEX

Hay millonarios que optan por invertir en compañías extranjeras o en renta fija de valores que ofrecen mejores rentabilidades que los nacionales. Es el caso de la SICAV de la familia de Amancio Ortega, hoy conocido por sus lujosas compras inmobiliarias (la última de ellas ha sido la adquisición del edificio de Gran Vía 32 en Madrid).

Soandres ha resultado ser más de renta fija cotizada, los denominados ‘corporates’, de entidades como Deutsche Bank, Barclays, Goldman Sachs o HSBC. Todo sector financiero y a menos de un año.

Más allá de los Ortega, la familia March gestiona la mayor SICAV del país, Torrenova, y, sin embargo, entre sus filas tan sólo figuran dos acciones nacionales: Ebro Puleva, con un 0,25%, y Telefónica, donde han reducido su exposición hasta el 0,66% durante el segundo semestre del año.

La teleoperadora de César Alierta figura, además, como opción única del mercado nacional en la cartera de los Del Pino. A través de su SICAV Allocation mantienen una exposición del 1,17% a la compañía, ligeramente por debajo del 1,28% anterior. Se van, pero Telefónica sigue representando a España en una cartera de 337,8 millones de euros.