La compañía, aunque ha despegado ligeramente en el mercado norteamericano, sigue cuestionada por diferentes analistas en relación a si conseguirá salir del atolladero en el que se metió un tiempo atrás.
JC Penney lleva muchos meses estancada. Descenso de ventas una tras otra vez. Fue un momento en el que, finalmente, se decidió apostar por un nuevo CEO, Myron "Mike" Ullman, que hasta la fecha ha hecho un buen trabajo para detener la sangría, virando a la compañía a la recuperación en los ingresos, la sustitución de marcas privadas y llenar las arcas.

Por el contrario, no importa lo que Ullman haga puesto que no va a traer soluciones de facto, en opinión de varios analistas expertos en las compañías de la industria minorista. El problema de fondo de JC Penney es que perdió casi la cuarta parte de sus ventas y ese nivel es casi imposible de recuperar.

Las acciones de la compañía han caído 26% en los últimos 12 meses, como respuesta al agujero en el que metió a la compañía el anterior CEO, Ron Johnson. En esta línea Robin Lewis, de The Robin Report, habla sobre el panorama en el que se encuentra la firma. "Ullman es el hombre correcto en esta situación difícil porque tenía que traer una cierta apariencia de orden, algo parecido a la estabilización del trabajo en equipo...”, resalta.

Cotización JC Penney


Pero ahora las necesidades de la cadena de tiendas por departamentos con sede en Texas, son diferentes y para Lewis es casi imposible que llegue a las cifras de años atrás. “Llegar a crecer en los niveles de antes va ser muy difícil en este entorno económico donde tiene competencia directa con Kohl y Target, pero también se enfrenta a una cada vez más fuerte Macy’s, analiza.

"Creo que el Sr. Ullman está mostrando un gran paso adelante para JC Penney”, considera también el experto en retail Walter Loeb. "La pregunta es, ¿cuánto dinero en efectivo será Ullman capaz de generar”, cuestiona el analista.