El columnista de MarketWatch lo tiene claro, intentar predecir el comportamiento de las bolsa es un ejercicio estéril. El experto afirma que es igual de efectivo, o más, lanzar una moneda al aire. 
En su columna,Mark Hulbert asegura que “la rentabilidad de cualquier ejercicio en bolsa es independiente de lo que ha sucedido con anterioridad ya que la bolsa se centra en el futuro y no en el pasado”, apunta. 145

Estas son las razones que explican por qué no funcionan las predicciones:

1 – “En muchos casos no hay datos suficientes que puedan facilitar conclusiones significativas. “aunque creas haber encontrado un patrón, aún tendría más suerte con la moneda”, apunta Hulbert.

2- La segunda razón por la que debería abandonar la búsqueda de razones estadísticas para saber qué hará la bolsa en 2015 es, en opinión del columnista, la siguiente. “Ningún patrón, incluso aquellos con datos estadísticos de importancia, puede garantizar éxito en todas las circunstancias. La única manera para tener las garantías suficientes para que merezca la pena apostar por un patrón determinado es apostar durante muchos años, incluso décadas”, asegura el analista.

3- La tercera razón, en su opinión es la siguiente. “Pocos de esos patrones están apoyados en teorías creíbles”, afirma Hulbert.

Según explica el articulista “después de todo hay una gran cantidad de fenómenos que no tienen nada que ver con el mercado, pero que suelen estar correlacionados. Uno de mis ejemplos favoritos –explica- procede de David Leinweber, fundador del Center for Innovative Financial Technology. Hace algunos años, al querer ilustrar los peligros de las correlaciones y las causas buscó en un CD ROM de datos de la ONU para encontrar el indicador con una correlación estadística más cercana con la evolución del S&P 500. La conclusión fue: la producción de mantequilla en Bangladesh”, ironiza.

Si quiere recibir alertas cuando el S&P 500 cambie de ciclo bursátil.