La experta cree que habrá rally de final de año, si no ocurre ningún acontecimiento no previsto y que los niveles actuales de la renta variable marcan un buen punto de entrada.
Con la mayor parte de los resultados empresariales sobre la mesa, ¿cuál es su sensación de esta etapa de publicación?

Los resultados han tenido una buena acogida en el mercado con una clara mejora iniciada en los últimos trimestres de las principales compañías a nivel internacional, sobre todo por la reestructuración intensa muchas de ellas en los últimos años y la intensificación de la internacionalización que ha generado que los resultados fueran en muchos casos mejores de lo esperado.

A nivel doméstico, Grifols o Almirall buscan cada vez más la internacionalización, pero muchísimas más que están manteniendo esta estrategia y que vemos en sus resultados el fruto de la misma.

Tras estos resultados, hay quien dice que podría haber movimientos corporativos entre bancos, ¿Cuál es su principal apuesta?

El sector bancario también ha mejorado los resultados y también da pasos positivos a nivel de cuentas y a nivel de reestructuración y fortalecimiento de estructura financiera pero es verdad que a nivel doméstico hay entidades más dependientes del mercado doméstico con una debilidad mayor. Por lo tanto no es descartable vean como un comportamiento posible movimientos corporativos de cara a encarar un futuro a nivel sectorial con más fuerza.

En las últimas semanas se ha penalizado mucho a las compañías con negocios en los emergentes. ¿Cree que seguirán los problemas para las compañías españolas? ¿Cuáles creen que pueden sufrir más?

Es cierto que en este tercer trimestre del año compañías de nuestro mercado doméstico e internacionales más dependientes del negocio en países emergentes han visto cómo sus cotizaciones caían con más fuertes. Pero también en las últimas semanas a medida que se iban publicando resultados y datos económicos clave de algunas de las zonas más importantes a nivel emergente pues han ido diluyendo la incertidumbre y generando una lectura más neutral, lo que ha ayudado a devolver la confianza de los inversores.

Así que a medida que se vayan conociendo nuevos datos y puedan tener una lectura de neutralidad o, incluso positiva, tendrán una mayor influencia sobre estas cotizadas que se han visto más penalizadas.

Europa sigue siendo el foco de recomendación de las grandes casas de análisis ¿Cree que se puede encontrar algo más de retorno frente a España?

Creemos que Europa continúa siendo una zona atractiva para la renta variable y la situación a lo largo de este año hemos visto cómo los principales índices europeos van por delante de otros como Estados Unidos, donde se mantienen bastante planos. Vemos como Europa continúa tendiendo un panorama más favorable, con descuentos por fundamentales más importantes y que se han agrandado más por las caídas de los mercados en este tercer trimestre.

Por lo tanto estamos en una situación muy positiva y muy favorable para invertir en la renta variable europea. Una renta variable con una estabilización clara de la economía, con unas previsiones que de momento se mantienen estables cuando en otros países se han visto rebajadas, con unos datos empresariales positivos, con unas compañías en las que se ha visto con una mejora de sus cuentas. Pero, además, vemos variables que todavía van a ayudar a estas compañías en los próximos trimestres como un euro débil o un precio del petróleo bajo.

¿Podría decirnos un par de acciones europeas que le gusten?

En Europa y en la renta variable creemos que hay sectores que pueden continuar haciéndolo bien gracias a la evolución de los resultados: sector consumo, sector de alimentación con valores como Carrefour o Danone.

También el sector de las telecomunicaciones que tras varios años con un tono más discreto que el resto estamos viendo mejora de perspectivas del negocio: Telefónica, KPN

También el sector salud con buenas perspectivas por el enfoque estratégico de las compañías y también ocio y turismo que continúa siendo uno de los sectores que más suben este año. Por ejemplo: NH Hoteles, Meliá o Amadeus.

Rally fin de año ¿Cree que tras el comportamiento de octubre estamos en él o cree que todavía podría haber cierto arranque?

Esperamos que en estas últimas semanas puedan intensificarse las alzas, pueda haber un nuevo tramo alcista, sobre todo pensando en la estabilización que se ha producido por parte de los índices internacionales en estas últimas semanas posteriores a una corrección notable del principio del trimestre. Por lo tanto, sí, pensamos que tras diluirse las incertidumbres que habían provocado las correcciones que hemos tenido este ejercicio creemos que se da el contexto favorable para que en este último tramo del año se produce un nuevo tramo alcista si ningún acontecimiento adverso se produce y, por lo tanto, tenemos una nueva oportunidad en los niveles actuales para tomar posiciones a precios atractivos en la renta variable.