Los ETP sobre renta variable global captan un total de $21.6 millones en inversiones, impulsadas por las expectativas de crecimiento sincronizado alrededor del mundo.

Los ETP sobre oro captan inversiones por un total de $19.2 millones, empezando el año en positivo. La semana pasada el oro cerró en un +1% gracias a la caída del dólar. Aunque las Nóminas de Empleo no Agrícolas de EE.UU hayan aumentado en diciembre mucho menos de lo estimado a causa de una escasez de trabajadores en el sector de servicios (por una diferencia de 42.000 puestos), es improbable que se dé un cambio significativo en la tendencia general. De acuerdo al relevamiento de empleos realizado por la firma ADP, el sector privado de EE.UU generó en diciembre un total de 250.000 nuevos puestos, lo que representa el mayor incremento mensual desde marzo del año pasado. Asimismo es probable que tras la aprobación de la reforma impositiva, los beneficios corporativos estadounidenses mejoren. En materia de intereses, seguimos contemplando que la Fed aumente en marzo los tipos. Es que de acuerdo a las actas de la reunión del FOMC de diciembre publicadas la semana pasada, los miembros del Comité están preocupados por el incremento de las expectativas inflacionarias a partir del crecimiento de los salarios. La posibilidad de que se dé un escenario de mayor inflación, llevará a la Fed a mantener su plan de aumentar los intereses tres veces en 2018. En adelante, esto debería impactar negativamente sobre el precio de la onza de oro.    

Los ETP sobre renta variable global captan un total de $21.6 millones en inversiones, impulsadas por las expectativas de crecimiento sincronizado alrededor del mundo.  Los sólidos resultados macro registrados en EE.UU, Europa y China, han generado un mayor optimismo entre los inversores y llevado a los índices de renta variable alrededor del mundo a registrar nuevos récords. Asimismo la reducción impositiva sobre el sector corporativo de EE.UU, acentúa las expectativas por los resultados de las empresas a publicarse a partir de esta semana.

Los ETP sobre metales preciosos captan fuertes volúmenes de inversión, por un total de $18.8 millones. En línea con la tendencia del año pasado, el precio de la onza de paladio ascendió a los $1100 por primera vez en diecisiete años, debido a los temores sobre una escasez de oferta. No obstante, esperamos que su contraparte del platino marque un mejor desempeño, dado que su precio es considerablemente menor y el mercado automotriz europeo marca un buen crecimiento.

Se extiende la incesante tendencia de reembolsos en los ETP sobre crudo iniciada el año pasado, por un total de $14.1 millones. El precio del barril de crudo Brent alcanzó la semana pasada los $68, su nivel más alto desde mayo de 2015. La subida se ha visto impulsada por los temores de que la agitación política en Irán distorsione el suministro de crudo y el elevado nivel de cumplimiento del acuerdo de la OPEC para reducir la producción. Asimismo el barril WTI arañó los máximos de 2015 gracias a los buenos datos macroeconómicos registrados alrededor del mundo y al severo frente frío que azota a EE.UU. Observando el posicionamiento corto que se va desarrollando en los ETP sobre crudo, es evidente que los inversores contemplan  cada vez más el hecho de que los precios actuales son insostenibles. Es que EE.UU continúa aumentando su producción y las tensiones en Irán se atenúan.

Los ETP sobre cestas diversificadas reciben $12 millones en inversiones a medida que las materias primas comienzan el año marcando un fuerte desempeño. El índice Bloomberg Commodity Spot, conocido por seguir el rendimiento de una amplia cesta de 22 materias primas, registró la semana pasada su mayor nivel desde 2014. Las perspectivas del sector están mejorando gracias al mayor crecimiento global, lo que lleva a los inversores a ampliar su exposición a través de las cestas diversificadas.

Flujos semanales