Casi ha pillado por sorpresa. Pero Irak ha vuelto a protagonizar la sesión tres años después de que las tropas de EE.UU. abandonaran el país. Aunque nadie espera un gran conflicto, lo cierto es que ha generado dudas y con ellas, las ventas.
En concreto los disturbios se han desencadenado en el norte y el centro del país, lo que ha hecho pensar a muchos que la situación podría descontrolarse e, incluso, hay quien teme que se produzca una guerra civil. (Ver: M. Sincere: "todos perderemos en este 'mercado de trileros')

La primera consecuencia ha sido una subida del precio del petróleo de casi un 3% que ha provocado fuertes pérdidas a sectores dependientes del combustible, como los transportes o la industria. En concreto, el precio del petróleo ronda los máximos de los últimos ocho meses. Hay que recordar que el país es el segundo mayor productor de la OPEP. (Ver: Alcistas, cada vez hay más en un S&P en máximos).

Tampoco han ayudado los datos macroeconómicos que hemos conocido hoy, sobre todo las ventas minoristas y las peticiones iniciales de desempleo. (Ver: los índices estadounidenses están en subida libre)

De esta manera, el S&P 500 finaliza con caídas del 0,71%, el Dow Jones también retrocede un 0,65%, mientras que el Nasdaq se deja un 0,79%. (Ver: Las acciones con más posiciones cortas del S&P 1500)

Las peticiones iniciales de subsidios de desempleo de la semana pasada subieron en 317.000, por encima de los 310.000 que preveía el consenso. El dato de cuatro semanas queda en 315.250 desde 310.500 de la semana anterior. (Ver: La economía que deja Brasil antes del Mundial)

Por otro lado, las ventas al por menor aumentan un 0,3% en mayo, la mitad de lo esperado. Además, los precios de importación subieron un 0,1% por debajo del 0,2% que esperaban los expertos.

Pero, sin duda, la subida del petróleo es lo que más ha afectado hoy a los inversores. Lo hemos visto en las fuertes caídas de compañías como Delta Air lines, que cae casi un 6% arrastrada por la posible subida del precio de los combustibles, que haría que sus resultados se vieran lastrados, si esto continúa así.

Por el contrario, las petroleras y empresas relacionadas se han visto beneficiadas de esta subida.
Destacan las alzas de Diamond Offshore, que se apunta subidas de más del 3% en la sesión.

Keurig Green Mountain sube más de un 4% tras comunicar que ha llegado un acuerdo con Subway para proporcionarle las cápsulas con las que preparan sus bebidas. (Ver: Si Wall Street sigue lateral o alcista, Europa lo tiene todo a favor)

Las acciones de Twitter han subido más de un 3,5% tras anunciar que su COO, Ali Rowghani resigned, ha dimitido. (Ver: Apple ve su precio objetivo mejorado hasta 100 dólares)

Entre las mayores caídas de la sesión destaca Lululemon Athletica, que se ha dejado casi un 16% tras anunciar que su beneficio por acción en el conjunto del año rondará 1,76 dólares por acción, menos de lo que había previsto con antelación. (Ver: Deuda brasileña: la pelota está en el campo del Gobierno)

Tesla ha terminado cayendo casi medio punto después de que el CEO de la compañía, Elon Musk, haya confirmado que espera liberar las patentes de la automovilística y que, además, la ubicación de la gigafactoría de baterías de litio no se conocerá hasta finales de mayo. (Ver: El Nasdaq mantiene su fase alcista)

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en 2,59%. El EURUSD se cambia en 1,3568 dólares. Mientras que el brent está en 112,88 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.273 dólares.  (Ver: No me extrañaría volver a ver al euro-dólar en 1,39 en las próximas semanas)

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí