El pasado 30 de diciembre el S&P 500 iniciaba la sesión cotizando en la resistencia situada en 2.075 unidades, con el punto de mira puesto en los máximos históricos, que se encontraban 60 puntos más arriba. Ese mismo día, se inició un fuerte impulso bajista que llevó al mayor índice bursátil del mundo ha perder 267 enteros en quince jornadas de negociación, acumulando una caída del -12%.

El S&P 500 ha necesitado dos meses y medio para recuperar el terreno perdido y alcanzar de nuevo los 2.075 enteros. A finales de febrero, se confirmó un patrón de precios chartista de cambio de tendencia en forma doble suelo y desde entonces ha mantenido una clara tendencia alcista, superando todos los niveles técnicos de resistencia que fue encontrando por el camino.

Durante esta semana se han ido solapando diferentes factores alcistas para las bolsas, el miércoles la balanza comercial de China mostraba un incremento en las exportaciones del 11,5%, mientras que los precios del petróleo lograban situarse de nuevo en máximos anuales. El S&P 500 daba un paso adelante, consiguió marcar un nuevo máximo creciente que le llevó a cerrar justo en la resistencia de los 2.075 puntos.

El jueves, el paro semanal de Estados Unidos quedó muy por debajo de lo esperado y las cifras de inflación alejaban las perspectivas de nuevas subidas de tipos de interés por parte de la Fed.  Dennis Lockhart, presidente de la Fed de Atlanta, confesó en una entrevista concedida a Bloomberg, que los débiles datos de inflación y del gasto del consumidor, habían hecho replantearse su posición de apoyar una subida de tasas en abril.

El S&P 500 alcanzó ayer su nivel más alto del año tras cerrar en 2.082 enteros, ahora deberá consolidarla ruptura de este nivel para poder continuar avanzando. Mientras que el Índice de fuerza Relativa (RSI) nos dejaba una divergencia bajista, el índice marcaba un máximo creciente y el indicador dejaba un máximo decreciente.

USD Dollar


El cierre semanal de hoy viernes será determinante, en el gráfico diario del S&P 500, cortesía del broker ActivTrades,  pueden observar cómo necesitará consolidar la ruptura de los 2.075 puntos para poder atacar el siguiente nivel de resistencia, situado en 2.100 puntos. Una vez superada esta barrera, el camino quedaría despejado de resistencias hasta la zona de máximos históricos, alcanzados en mayo de 2015 en 2.130 unidades.