Se acabó ser el alumno atrasado de la renta variable del Viejo Continente. El Ibex 35 se ha adelantado al EuroStoxx 50, el CAC e incluso al mismísimo DAX, rompiendo niveles de resistencia importantes que, si mantiene a contracorriente de sus homólogos, le catapultarán a los máximos anuales. Pero, ¿en qué niveles debemos comprar y vender el Ibex, Dax, EuroStoxx, CAC y al FTSE-MIB?

IBEX 35
El Ibex 35 cerraba la sesión de ayer sacando ventaja a otros parqués europeos que echaban la llave en terreno negativo. Además, el selectivo español rompió ayer los 11.500 puntos, zona de resistencia marcada por el retroceso de Fibonacci del 61,8% desde los máximos de abril. Una vez por encima de este nivel, el Ibex tiene vía libre hacia los 12.000 enteros, sobrepasando antes los máximos de este año en los 11.866 puntos. El único escenario que invalidaría esta opción sería “que el Ibex 35 cerrara por debajo del mínimo previo, es decir, por debajo de los 11.400 puntos. Esto nos haría pensar en descensos mayores hasta 11.300 puntos (38,2% de Fibonacci), indica Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets.

Entonces, ¿es momento de comprar? Pues José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, considera que cuando lleguemos a los altos hay que vender, porque aún tenemos que ver algo de distribución en el mercado. En cambio, si el Ibex volviera a vivir una nueva pata bajista, podríamos aprovechar para comprar: “niveles por debajo de 10.900-11.000 puntos son más bien para comprar”.

ibex 35



DAX
Curiosamente el índice más fuerte del mercado europeo, el Dax, ayer dio señales de flaqueza frente al Ibex 35. El selectivo alemán cerró en negativo y, además, sin superar siquiera el 61,8% de retroceso de Fibonacci desde los máximos del año. El Dax se quedó a las puertas de la resistencia de los 11.900 puntos. Una superación de este nivel hará que el Dax parta rumbo libre hacia los máximos anuales e históricos, en 12.374 puntos.

Si bien podríamos aprovechar a entrar en la ruptura de resistencias buscando los máximos, al llegar a la cumbre Lizán también nos aconseja vender. “Creo que seguiremos muy laterales el resto del año, por lo que vendería el Dax en máximos y esperaría a comprar nuevamente en 11.400 puntos”, zona de paso de la directriz alcista que nació en noviembre.

dax



EUROSTOXX 50
El índice compendio europeo tiene la misma situación técnica que el Dax, normal teniendo en cuenta que gran parte de los valores que más ponderan en el EuroStoxx son alemanes. Así pues, en el reciente rebote de las bolsas europeas el EuroStoxx tampoco ha sido capaz de superar el retroceso del 61,8% de Fibonacci desde los máximos de abril. El selectivo se ha quedado a las puertas de los 3.700 puntos. Como en los anteriores casos, superar este nivel le auparía a los 3.828 puntos, aunque es complicado que lo haga de un plumazo, pues en la zona de 3.780 puntos tiene un hueco abierto desde abril.

Sin embargo, José Lizán no confía en que en próximos meses el selectivo europeo saque cabeza por encima de los máximos anuales y visite los 3,900 puntos (techo del EuroStoxx en 2008). Por eso, si vemos que toca máximos, recomienda vender y esperar a comprar por debajo de 3.500 puntos (mínimos de mayo).

eurostoxx



CAC-40
El índice francés, que había sido el único selectivo europeo que había hecho sombra al Dax este año, presenta un escenario técnico a caballo entre el Ibex y el Dax y EuroStoxx. Así, ayer el CAC cerró en los máximos del día, atacando la resistencia de los 5.130 puntos que coinciden con el 61,8% de retroceso desde los máximos del año. Si el índice galo logra consolidarse contundentemente por encima de este nivel, podría buscar los máximos anuales en 5.268 puntos.

Por abajo la clave está en los mínimos de este mes marcados en los 4.950 puntos, zona que ha servido de soporte durante múltiples sesiones en las últimas semanas.

cac 40



FTSE-MIB

El único índice que saca los colores al Ibex 35 en estos días es el FTSE-MIB italiano que, de hecho, acumula en el año una rentabilidad del 25%, lo que supone duplicar a la del Ibex 35. Además, ha logrado adelantarse en la ruptura del retroceso del 61,8% de Fibonacci desde los altos del año. Por ello, el nivel de 23.500 puntos pasa a ser el soporte a corto plazo del índice, que tiende a acercarse a los 24.030 puntos.

¿Hacia dónde podría escalar el FTSE-MIB? Pues si reconquistara los altos del año, el selectivo italiano tendería a buscar los 24.500 puntos. Sin embargo, este nivel sí supone una histórica resistencia difícil de franquear, ya que en el año 2000 se convirtió en un techo para el índice y desde ahí se desplomó durante tres años.

ftse-mib