Con los mercados aún resentidos por las fuertes caídas de la semana pasada, el ex director de inversión de PIMCO ha escrito una columna en Bloomberg en la que afirma que hay cuatro lecciones que aprender.

Mohamed El-Erian explica que “los salvajes movimientos afectaron tanto a los precios de las acciones y a los treasuries, que suelen ser tradicionalmente más estables”.

El experto cree que la relevancia y las consecuencias de los extremos movimientos del mercado la semana pasada van más allá de lo que afecta a los inversores y traders, y llega a la economía al completo.

En su opinión hay que sacar cuatro lecciones de la semana pasada:

1: No es muy difícil volver locos a los mercados, tanto si es al alza como si es a la baja.
De hecho, afirma que “no se puede señalar a una sola causa que pudiera haber provocado las caídas del miércoles y el fuerte movimiento en los precios de los bonos del tesoro”, en su lugar fue la confluencia de una gran cantidad de pequeñas cosas lo que cogió al mercado por “completa sorpresa”, explica el experto.

“Sin embargo los movimientos del viernes fueron provocados sólo por una cosa, las palabras de los miembros de la FED que calmaron a los inversores diciendo que podrían mantener una política monetaria acomodaticia”.

Movimientos del Dow Jones la semana pasada

Volatilidad de los mercados


2: La liquidez es escurridiza cuando los traders más la necesita.

“La mayor parte de los movimientos extremos pueden ser atribuidos a la falta de liquidez del mercado. Muy lejos quedan ya los días en los que los brokers limitaban la volatilidad disruptiva manteniendo posiciones de algunos valores en su balance aunque no las quisieran, en lugar de unirse a otros para soltarlas. En estos momentos los mercados tienen poca habilidad contracíclica para absorver esos riesgos. Una gran cantidad de la comunidad inversora está dentro de lo que se llaman crowded traders que proporciona mucho consuleo cuando todo va bien, pero que actúa como las cucarachas de los hoteles cuando se apagan las luces”, explica el gestor.

3: El posicionamiento en los mercados y la asunción de riesgos no son sustitutos de los fundamentales.

En su opinión, la asunción de riesgos ha generado muchos beneficios en los últimos años, aunque los precios han escalado tanto que se han alejado de los fundamentales de las empresas, explica el actual consejero de Allianz.

En su opinión ese es la razón que ha originado tanta sensibilidad de los mercados ante noticias que, incluso, aún no se ha producido, como el Ébola, o que la FED no va a acabar el mes que viene el tapering. “Las fluctuaciones resultantes están amplificadas tanto por la ausencia de liquidez como por los crowded trades”, asegura El-Erian.

4: La FED aún no tiene mucho apetito para volatilidad financiera. De hecho, explica el carismático gestor que “no tardaron muchos los miembros de la FED en responder al aumento de la volatilidad de los mercados”.

En opinión de El-Erian lo que ocurrió la semana pasada no debería ser asumido como un hecho aislado, sino que deberíamos tener en cuenta que podría servir de ejemplo de lo que nos espera. Al menos, eso sí, que los países puedan poner en marcha mejoras profundas y duraderas en sus economías y en los fundamentales de sus políticas.

Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.