Daniel Pingarrón, estrega de mercados de IG, analiza la actualidad del mercado español. 

Grandes blue chips se están viendo muy penalizados por la exposición a países emergentes. ¿Crees que estos grandes valores pueden seguir subiendo con todos los factores de incertidumbre que tienen para próximos meses?

Creo que van a subir menos que el resto de valores, por lo que no son oportunidades de inversión atractivas. Santander es el valor que más puntos le ha quitado al Ibex 35 este año, primero con la ampliación de capital y ahora con lo que está ocurriendo en Brasil. Me abstendría de invertir en estos grandes valores.

Entonces, ¿ve imposible que el Ibex 35 alcance los 12.000 puntos antes de final de año?
Lo veo difícil por su composición sectorial. Hay que tener en cuenta otro factor, el riesgo político, que también hemos visto su influencia en el bono, donde el bono italiano le ha comido 60 puntos en dos meses, debido a la incertidumbre por las elecciones catalanas y generales.

Creo que de aquí a final de año el Ibex no va a ser uno de los índices que más va a subir. Ahora bien, creo que sí tendremos un cierre de año bastante por encima de los niveles actuales, en torno a 11.500 puntos. En cambio, El Dax tiene más probabilidades de subir, pues además ha corregido más que el Ibex. Los máximos anuales del Dax están a más de 2.000 puntos de los niveles actuales.

Si en algún momento el spread entre ambos índices se iguala o vuelve a superar el Ibex al Dax, creo que sería posible hacer una operación de pares, en una proporción de 2 a 5, cogiendo 2 Mini Dax largos y 5 Mini Ibex 35 cortos, neteando perfectamente la posición.

¿En qué valores podríamos capear esta volatilidad?
Debemos obviar a Santander, Telefónica y BBVA, y centrarnos en valores medianos como Dia –que ha corregido mucho y está dando señales de recuperación-, IAG –que ha tenido buena recomendación-, también Endesa, Enagás, Ferrovial y Ebro Foods. Estos valores nos darían refugio y rentabilidad.