Han pasado meses desde que la teleoperadora francesa traicionara a la española ‘con otra’…para luego no llegar a nada. Hoy, sin embargo, Orange ha reconocido que sigue interesada en ampliar su cuota en España, aunque ahora Yoigo también se encuentra entre las posibilidades. ACS y FCC saldrían beneficiadas por esta operación.

Las declaraciones del director financiero de Orange en España, Federico Colom, han abierto dos supuestos sobre el futuro de la firma francesa en nuestro país.


Dos opciones de compra
Compra de Jazztel. La adquisición de la compañía que preside Leopoldo Fernández Pujals lleva meses en los que se ha convertido en un culebrón de idas y venidas, con terceros implicados y sin que se haya llegado a una resolución. Su máximo responsable reconocía a Estrategias de inversión hace un tiempo que, “con las orejeras puestas”, poco le importa lo que suceda fuera de su compañía.

Cuando Orange decidió abandonar la batalla por Jazztel lo hizo ante una premisa evidente: estaba demasiado cara.Desde el mínimo marcado en el mes de diciembre hasta su precio estimado para calcular la operación en 12,3 euros, el valor se había revalorizado un 45%. Esto suponía, según cálculos de diversas casas de análisis, el desembolso de unos 3.100 millones de euros por hacerse con Jazztel. Resultó ser demasiado para Orange…y empezó a buscar fuera de casa.

Fue entonces cuando la prensa francesa empezó a especular con la adquisición de Bouygues Telecom que contaba, por cierto, con la aprobación del Gobierno galo. El diario francés Les Echos aseguraba que la compañía final podría representar la mitad del mercado, con una cuota de clientes del 45% aproximadamente. Todo quedó finalmente en nada, pero en ese momento, que fue a finales de junio y principios de julio de este año, ya se empezó a hablar de Yoigo como nueva puerta de entrada para una consolidación de Orange en el mercado nacional.

¿Qué ha cambiado para Jazztel? El precio, fundamentalmente, y el hecho de que sean las mismas compañías las que se ofrezcan en bandeja. Esto reduce obviamente el coste de esta operación. El tercer factor a considerar es la actitud de las autoridades europeas, mucho más favorables hoy a la consolidación de grandes grupos de telecomunicaciones.

Si bien el resto se desconoce, respecto al valor de la operación se pueden hacer algunas estimaciones. Tomando el precio de referencia de cotización de hoy, Jazztel costaría unos 775 millones menos a Orange en caso de que la compra o fusión –como se habló en última instancia- llegara a buen puerto. Esto es un 25% que con lo que se especulaba en mayo y ascendería a unos 2.300 millones de euros.


Compra de Yoigo. De su venta saldrían beneficiadas otras cotizadas españolas como es el caso de ACS, con un 17% de participación, y FCC, con otro 3,4% que cuenta de capital de la compañía.

Yoigo es propiedad del grupo sueco TeliaSonera que cuenta con un 76,6% de la compañía. A comienzos del mes de agosto, diversos medios de comunicación se hacían eco de un valor estimado de 600 millones de euros para la operación de compra por parte de la francesa. De ella se deducen unas ganancias de unos 102 millones en el caso de la compañía presidida por Florentino Fernández y otros 20,4 millones en el caso de la firma de Alicia Koplowitz.

Gratificación que vendría como agua de mayo para unas empresas a las que su participación en Yoigo les ha traído más pérdidas que alegrías, a pesar del incremento en el número de clientes que ha conseguido Yoigo en el último ejercicio, según sus resultados correspondientes al primer semestre del año. No obstante, el Ebitda fue una vez más negativo, con un 58,6% de caída hasta los 12.3 millones de euros.

Estrategia de Jazztel en Cartera Ibex 35 Premium

Alerta de cambio de ciclo de Jazztel