Así lo ha confirmado su director financiero en España, Federico Colom, al asegurar que su compañía estaría dispuesta a analizar la compra de ambas teleoperadoras en el caso de que decidieran iniciar un proceso formal de venta. 

"No le consta", eso sí, que ninguna de ellas haya iniciado este tipo de procesos de manera "formal", pero Colom insiste en que su compañía formará parte de la competición en caso de que esta tenga lugar.

En su intervención en el 28 Encuentro de las Telecomunicaciones, Colom también aportó más pistas sobre las posibles operaciones corporativas en el mercado español de las telecomunicaciones al indicar que "la consolidación en España ha comenzado, pero todavía le queda mucho camino por recorrer". 

En el año 2013, Orange y Vodafone participaron en el proceso de venta que Telia, el grupo sueco propietario de Yoigo, había puesto en marcha. Sin embargo, finalmente, en abril de 2013, Telia decidió abortar la venta, ya que las ofertas que había recibido de los dos operadores no eran suficientemente satisfactorias. Entonces, el precio estimado de Yoigo se situaba en el entorno de 1.000 millones de euros.
 

Por aquel entonces se temía enormemente la influencia de Bruselas sobre cualquier tipo de concentración en el sector. En estos momentos la línea de la Unión Europea parece ser totalmente favorable a estas operaciones. 

En el caso de Jazztel la historia viene de lejos. A mediados del mes de mayo pasado, la teleoperadora francesa decidía poner punto y final al interés mostrado en la española dirigida por Leopoldo Fernández Pujals. Por aquel entonces, Orange debería haber tenido que desembolsar más de 3.100 millones de euros con unas acciones de Jazztel que cotizaban en los 12,30 euros por acción. Hoy se coloca en los 9.77 euros por acción