La situación de los mercados es la idónea para ir incrementando posiciones cada vez que haya repuntes de volatilidad. Jaume Puig, director general de GVC Gaesco.

Sin duda, tanto los bonos como el oro están en su plena burbuja y lo que hay que hacer ante cualquier episodio puntual que suponga un aumento de riesgo como fue Argentina en el mes de enero o Ucrania hay que aprovechar para comprar más activos de riesgo. El año pasado tuvimos hasta seis episodios distintos en los que los mercados cayeron y fueron momentos para comprar riesgo, no para comprar protección.

El gran catalizador del S&P500 son los resultados empresariales. Si éstos suben un 6-7%, esto es lo que podría subir la bolsa norteamericana. Dicho esto, el S&P500 es la única bolsa que cotiza a su justo precio. Tiene potencial para subir ese porcentaje.

FCC es un valor que tiene múltiples problemas pero el principal sigue siendo su deuda ,que es el triple de lo que vale. El apalancamiento es especialmente en determinados segmentos como el de cemento. En un momento en que tenemos a las compañías incrementando sus ingresos, importantes descuentos fundamentales y además empresas saneadas, el inversor no tiene ningún argumento para irse a comprar FCC.

Los sectores alcistas dependerán mucho de la evolución de los tipos de interés. Si éstos suben, sector seguros puede ser muy bueno pero cuidado porque quedan los industriales. En general, si los tipos suben cualquier sector de aquellos que tienen un crecimiento por encima del PIB se verá beneficiado. Ahí entrarían asegurador, turístico…con lo que el tema es más centrase en sectores de crecimiento en que más defensivos.

El año pasado fue un momento más de colocaciones. Accionistas que tenían un paquete de su empresa y las colocaban en el mercado., A medida que los mercados suben, esto cambia desde colocaciones de acciones hacia IPOs. Esto es muy interesante porque las empresa que salgan a cotizar en bolsa veremos cómo se siguen colocando paquetes accionariales, empresas que volverán a cotizar y en 2015 será el año de las salidas a bolsa.

Con lo que 2014 será un año de transición. A los precios actuales, las dos actividades en este momento de mercado son importantes fuentes de retorno. Para que esto deje de ser una buena oportunidad de inversión deberíamos entrar en otra fase, como es un entorno en el que la empresas están bien valoradas.