Los bancos fueron el sector que mejor reaccionó a la elección de Donald Trump el pasado mes de diciembre. La posiblidad de que sus medidas de inversión publica y su rebaja fiscal impactaran positivamente en el crecimiento y, consecuentemente, en la política de la FED hicieron que los inversores se pusieran el objetivo en el sector financiero. ¿Siguen siendo interesantes?

En un reciente informe sobre el sector, los expertos de Citi hacen referencia a la caída de las valoraciones de los bancos desde marzo de este año después de las fuertes revalorizaciones que experimentaron tras las elecciones de noviembre del año pasado. “Después de las elecciones los bancos superaron en rentabilidad al mercado en 1700 puntos básicos en el conjunto del año, en un movimiento experimentado ante las expectativas de mayores tipos, rebajas fiscales, relajación de la regulación y crecimiento económico”.

Sin embargo, tras la caída experimentada en los últimos meses “los bancos ahora parecen estar mejor valorados como grupo”, explican. Estos expertos calculan que si se tienen en cuenta sus precios objetivos, la banca americana podría seguir subiendo en bolsa a ritmos de dígito único, es decir, por debajo del 10%. “Respetable, pero no están baratos, por lo que recomendamos seguir siendo selectivos”, afirman en Citi.

Evolución de la banca en bolsa

En el mejor de los escenarios, en la entidad consideran que los bancos siguen teniendo falta de inversores, que se beneficiarán de tipos más altos, y de una mejora económica y que, además, tienen un riesgo más bajo, tras el esfuerzo realizado en los últimos años para robustecer sus ratios de capital. “No estamos en contra de esta visión –apunta-, pero estamos esperando encontrar unos mejores puntos de entrada para ser más agresivos y recomendar acciones individuales”, aseguran estos expertos.

Capital, rentabilidad y valoración

En su opinión, aunque muchos inversores quieren posicionarse en las firmas más sensibles a los cambios de tipos, “nosotros creemos que todavía es necesario ver un cambio en las expectativas de cambios de tipo y con nuestra perspectiva, esto va a pesar sobre el crecimiento de la inversión crediticia, por eso creemos  que es mejor no estar en las compañías con menos activos sensibles”.  En el banco esperan que la FED subirá una vez más los tipos de interés este año para dejarlos en 1,5%.

¿Qué comprar? En este entorno, su banco favorito es Wells Fargo. “Después de digerir un difícil primer trimestre, esperamos que el mercado se comience a fijar en la mejora de la rentabilidad tras haber tocado fondo en marzo y en las mejores métricas de ventas, una vez que las medidas adoptadas por su equipo de marketing han comenzado a dar resultados. No estamos de acuerdo con las visiones negativas de que su modelo de negocio está quebrado, en su lugar creemos que su modelo de banca minorista está cambiando hacia un modelo de servicios”.

Por el contrario, aconsejan recortar posiciones en Comerica, un banco que recomiendan vender “ya que pensamos que el beneficio de la subida de tipos de interés ya está incluido en el precio de sus acciones”, afirman.

El consenso de Factset apuesta por sobreponderar casi todos los grandes bancos del país, a excepción de Comerica, BNY Mellon y US Bancorp.

Desde enero, el que mejor lo ha hecho en bolsa ha sido Citigroup, al apuntarse algo más de un 15%. Dos de ellos, Wells Fargo y Goldman Sachs caen desde que comenzó el ejercicio.

Los que mejor se comportan en bolsa desde hace doce meses son SVB Financial, con alzas de más  de un 77,% y Bank of America. Son, no obstante, estas dos entidades las que tienen todavía más potencial en bolsa, según la media de estos analistas. 

Potencial de la banca EEUU