Con la recuperación económica el cash de las compañías sale a relucir y se nota la efervescencia de movimientos corporativos en el Ibex 35. Hasta 10 compañías están inmersas en procesos de fusiones, adquisiciones, OPAs o desinversiones. Veamos cómo lo están cotizando.

 TELEFÓNICA
La operadora es la que más frentes tiene abiertos en cuanto a operaciones corporativas. Por un lado, sigue pendiente de que el regulador de la competencia dé luz verde a la venta de O2 a Hutchison. En marzo de 2015 quedó apalabrada por 13.000 millones, pero la Comisión Europea se está haciendo de rogar. Veremos cómo se pronuncia antes del 19 de mayo. Por otro lado, Telefónica prepara la salida a bolsa para mayo de su filial de torres de telefonía y cables submarinos Texius. En este punto Víctor Peiro, director de análisis de BEKA Finance, comenta que Telefónica ha sido pionera en sacar a bolsa otros negocios y tiene lógica que saque éste, pues es un sector en el que se necesita mucha caja para invertir en dar contenidos a los clientes y mejorar las redes y, por tanto, separa la financiación de lo que es el negocio tradicional y principal, de lo que es el negocio de redes, puede ser buena idea. Por tanto, está sacando mucho valor, 500-600 millones de euros que ahora se están valorando en el mercado a 7x y pasarán a valorarse a 20x. La operación es de cajón. Toda esa parte de financiación que se sacaría de Telefónica hacia la filial le dejaría más aire a Telefónica para crecer”.

Es curioso que Telefónica ha dibujado una pendiente bajista desde que saliera a la palestra la venta de O2 en marzo de 2015 y tampoco se ha recuperado con las pretensiones de sacar a bolsa Telxius, y eso que estas operaciones ayudarán a reducir su elevada deuda -49.921 millones a cierre de 2015- y, además, también hay expertos que confían en que parte de lo que la española se embolse por la formalización de la venta de O2, se reparta en forma de dividendo extraordinario, aunque quizás esto último no sea tan bien visto por el nuevo presidente, Álvarez-Pallete, que parece más proclive a reinvertir los extras que a incrementar la retribución al accionista.

telefónica


 
REPSOL
Las cosas no pintan bien para Repsol con el fuerte abaratamiento del precio del petróleo. La compañía está inmersa en un proceso de desinversiones de activos no estratégicos y, entre ellos, no es descartable que incluya parte de su inversión financiera en Gas Natural. Actualmente Repsol tiene un 30% de la gasista y podría desprenderse de un 10%. Según José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, “desde luego, con este precio del crudo el business plan de Repsol no se cumple y, si sigue así, va a tener que hacer desinverisiones extras fuera de los 6.000 millones que metía en su plan estratégico, y no sería descartable que desinvierta un paquete entre el 10-12% de Gas Natural. De hecho, según prensa, ya contaría con el beneplácito de los principales accionistas y no podría en riesgo el pacto accionarial con Caixabank. Todo va a depender de lo que le quieran apretar las tuercas las agencias”.

Pese al anuncio de las desinversiones contempladas en el plan estratégico presentado en octubre y tomando en consideración también la valoración de la operación sobre Gas Natural, Repsol ha continuado con una tendencia calmante bajista, condenado a la evolución del precio del petróleo, más que a los movimientos corporativos.
 
repsol


 
FERROVIAL
El pasado 7 de diciembre fue la primera vez que Ferrovial “tiró los trastos” a Broadspectrum. Entonces ofrecía 490 millones de euros (1,35 dólares australianos por título). Este precio supo a poco a otros grandes inversores de la compañía australiana, por lo que Ferrovial esta misma semana mejoró su oferta. Ahora la española ofrece 515 millones de euros (1,50 dólares australianos por acción).

En el caso de Ferrovial, la imposibilidad de materializar la compra de Broadspectrum no ha llevado al traste la cotización, que si bien ha experimentado un fuerte retroceso desde octubre, no ha perdido aún la directriz alcista de largo plazo que nació en junio de 2012.
 
ferrovial



GAMESA
Ya han pasado casi dos meses desde que Gamesa confirmara que estaba en negociaciones para Siemens para unir fuerzas en el aspecto renovable. Se habló de OPA de la alemana sobre la española y de fusión de ramas de negocio… varias opciones y ninguna se ha confirmado. Lo último, la marcha atrás de Siemens ante la preocupación del gobierno que pueda formarse en España. Aunque se han enfriado los ánimos, en caso de que se culminara la operación, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión, comenta que “una fusión sería el escenario más plausible porque Iberdrola tiene unas acciones significativas y, además, es comprador en este caso de productos de Siemens. Luego también habría intereses cruzados y para el accionista minorista quizá en este sentido no alcanzaríamos los niveles de una OPA, pero probablemente se crearía valor a medio o largo plazo y podría continuar su recorrido”.

El caso es que desde que saliera todo a la luz, Gamesa no ha parado de subir y en el año es de las pocas que cotizan en positivo. Precisamente ahora cotiza en niveles de 17 euros, precisamente el precio que se barajó que podría ser opada por la alemana.

gamesa
 
 
FCC
Finalmente esta semana Carlos Slim solicitó formalmente a la CNMV la autorización para lanzar una OPA por el 100% del capital de FCC. Slim ofrece 7,6 euros por acción, apenas una prima del 0,20% sobre el precio de cierre de FCC de ayer (una prima del 15,3% sobre el cierre del día 4 de marzo en el que anunció la posibilidad de OPA), lo que supone valorar todo el grupo en unos 2.880 millones de euros.

Esta operación ha servido de revulsivo para la acción y le ha llevado a superar la directriz bajista que comenzó a finales de 2014. Pero, ¿será suficiente el precio que el Slim ofrece? De momento, el precio se ha quedado congelado en torno a esos 7,6 euros, como pasó con Jazztel  y Orange en su día.
 
fcc



ACCIONA
Esta misma semana Acciona culminó la fusión de su filial de aerogeneradores Acciona Windpower con la alemana Nordex. La operación, acordada en octubre de 2015, da lugar a uno de los mayores grupos productores de turbinas del mundo y líder europeo de la industria eólica con una ventas de 3.400 millones de euros  y que cotizará en la Bolsa de Frankfort.

Esta operación supuso un espaldarazo para la cotización de Acciona entre octubre y los máximos de diciembre y, quizás por lo descontado que la tenía, la acción no se ha disparado tras cerrarse la fusión este lunes. Además, el consenso de mercado fija el precio objetivo de Acciona en 82,3 euros, un 23% por encima de la cotización actual. 
 
acciona



CAIXABANK
El idilio de Caixabank y BPI es un “quiero y no puedo”. La entidad catalana lleva queriendo hacerse con el 100% de la lusa desde febrero de 2015, cuando ofreció 1,3 euros por acción. En ese momento CaixaBank se encontró con la oposición de otros grandes accionistas, como la angoleña Isabel Dos Santos, que no vieron justo el precio y, además, presionaron para limitar los derechos de voto de Caixabank sobre BPI al 20%, por debajo de lo que le correspondería por tener el 44,1% del banco. Pero, por otro lado, BPI tiene que separarse antes del día 10 de su filial angoleña, dirigida por la susodicha Isabel Dos Santos, así que, parece que tras muchos desencuentros, a ambos les viene bien llegar a un acuerdo para que la española se quede con BPI y se han sentado nuevamente a negociar.

Gemma Hurtado, Gestora de Mirabaud Equities Spain de Mirabaud, valora de forma positiva la operación: “tiene sentido desde un punto de vista estratégico pero el precio que acabe pagando por la operación será clave para establecer cómo de atractiva resultará la adquisición. No descartaríamos una ampliación de capital para financiar la operación”. En febrero de 2015, cuando Caixa lanzó la OPA a los accionistas de la catalana les sedujo la idea y subió el valor, pero tras toparse con los máximos del año pasado, no ha parado de caer y las novedades sobre la operación han sido ensombrecidas por las dudas sobre su participación en Repsol, empresa en la que, por cierto, redujo su paquete del 12% al 10% recientemente mediante amortización de bonos.
 
caixabank

 
 También le puede interesar leer: 
Estrategia sobre Gamesa en la cartera premium de Ibex 35