En opinión Bill Nygren de Harris Associates, filial de Natixis, el mercado estadounidense no está caro. De hecho, la renta fija es una opción más arriesgada que las acciones, según afirma este experto.
1- La bolsa no está cara. Para Nygren, el experto de Harris Associates, asegura que “la mayor parte de los inversores creen instintivamente que las bolsas en Estados Unidos están muy caras después de haberse triplicado en los últimos seis años”.

De acuerdo con una nota enviada a sus clientes, Nygren asegura que la valoración –en términos de PER- en estos momentos está en su media histórica. “Lo que era atípico fue la oportunidad de compra que se generó en 2009”, explica el gestor.

2- La renta fija es una opción más arriesgada que las acciones. Para Nygren “la rentabilidad de los bonos es ahora tan baja que los bonos han dejado de ser el activo seguro que la mayor parte de los inversores cree que es”, explica.
3- Algunos negocios muy buenos tienen el precio que correspondería a una empresa que sólo fuera algo mejor que la media.

Explica el gestor que “las valoraciones –medidas en PER- es inusualmente apretada. La media está en torno a las 16 veces beneficios, con muy pocas acciones que cotizan a menos de 13 veces y muy pocas con valoraciones superiores a las 19 veces –ganancias esperado en 2015-. Esto significa que hay algunas compañías que se están beneficiando de fuertes vientos de cola, como Google o Mastercard y que en estos momentos cotizan a múltiplos en línea con la media”, explica.

Por eso Nygren asegura que “en un momento en el que el mercado está valorando más o menos en la misma línea a todas las empresas, aquellas con una visibilidad del negocio de más largo plazo suponen una oportunidad”, apunta.

4- La caída de los precios del petróleo desde más de 100 a menos de 65 dólares el barril, supone un gran titular, pero a largo plazo los precios han sufrido mucha menos volatilidad.

El experto afirma que “El mercado parece estar valorando a muchas empresas ligadas a la energía como si el petróleo fuese a estar para siempre por debajo de 65 dólares el barril. En cualquier caso, los futuros marcan que en 2018 los precios superarán los 70 dólares. Además, el precio del petróleo en 2018 y más adelante tiene más influencia en el valor intrínseco de las compañías que el spot”, asegura el gestor.

“Con esto en mente, Apache es un ejemplo de una compañía cuyo precio ha sobre reaccionado a la caída de los precios del petróleo.

5- El sector financiero es el más atractivo en estos momentos. Asegura Nygren que “muchas entidades del sector me parecen baratas. Algunos nombres de calidad como Bank of America, Citigroup e AIG cotizan con descuento con respecto al precio en libro y con un PER de menos de 10 veces beneficios.

Empresas mencionadas


Si quiere recibir más información y análisis, pinche aquí.