Amílcar Barrios, analista de Tressis SV, analiza el contexto de la industria de fondos de inversión con los índices de renta variable topando con resistencias y después del mensaje lanzado por el Banco Central Europeo. 

Tras la reunión de ayer del BCE… intuimos que Mario Draghi intervendrá por fin el mes que viene. Para preparar la nueva escena –si es que se produce-, ¿será momento de empezar a armar nuestra cartera en dólares?
“Es la primera reacción en la que podíamos pensar viendo cómo reaccionó ayer mismo el dólar. Es una oportunidad si efectivamente hacen algo, aunque tiene que ver, al final, lo que hagan con la Reserva Federal.

En el corto plazo todavía podemos sufrir un poco todavía”.

Si sube la inflación… ¿es mejor ir reduciendo exposición a RF?
“La inflación, viendo cómo está a día de hoy, todavía queda mucho. Estamos en niveles tan bajos que no tenemos miedo a un repunte.”

¿Qué fondos podrían beneficiarse?
“Si hubiera inflación en Europa nos podríamos poner cortos en renta fija o en fondos de high yield cuya sensibilidad a tipos es menor”.

Los gestores internacionales de fixed income reconocen, por un lado, que están incrementando su posición en equity ante la escasez de oportunidades que encuentran en otros terrenos… y, por otro, que la oportunidad que ven en su campo es en crédito. ¿Qué fondos consideráis que ofrezcan un buen yield en este último apartado?
“Si los bonos corporativos se mantienen todavía podríamos tener cierto margen, incluso si hubiera una bajada de rentabilidades. Hay que fijarse en equipos de gestión que sean muy activos y que hayan demostrado ser flexibles.
Recomendaríamos un fondo de Invesco”.