La tradición manda, aunque este año se nos está acostumbrando mal a los periodistas bursátiles. En tiempos de vorágine en las bolsas un festivo era síntoma de batacazo en el mercado sí o sí. De hecho, los veranos se prestaban bastante a ello.

Pero, esta vez… ¿conseguirá el día de Todos los Santos catapultar hasta morder polvo a las bolsas?


Los tres últimos años han venido marcados por escasez de alcistas en el mercado. Salvo el 1 de noviembre pasado cuando el Ibex 35 se mostraba indeciso y decidió subir tan sólo 79 puntos, desde el año 2010 los fantasmas han hecho huir del mercado a los compradores.


La tradición nos lleva a retrotraernos hasta el 2011 cuando el hueco espectacular marcado tras el cierre del 31 de octubre llevó al selectivo a abrir 200 puntos por debajo y a seguir cayendo desde los 8.775 puntos hasta los 8.579 enteros. Con él fueron detrás los grandes valores que hizo perder a Telefónica los 13 euros, a BBVA los 7 euros; el mismo agujero vivido también por el Iberdrola le llevó a los 4,21 como precio de cierre, mientras que dejaba ligeramente por encima al Banco Santander, hasta 4,69 euros por acción. Junto a la teleoperadora, Repsol fue el más sufrido hasta caer en el fango de los 18,18 euros.

El año inmediatamente anterior, 2010, fue algo más benévolo con ellos pues sufrieron sí, pero en menor medida quizás arrastrando la racha alcista del bienio anterior en la que los buenos espíritus camparon a sus anchas –aunque ello no signifique que los cortos son malos, sino más resabidos-.

Cotización IBEX 35. Año 2012


Cotización IBEX 35. Año 2011

A día de hoy, después de haber pasado una noche fantasmagórica, ¿a qué se enfrentan los blue chips? Según los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión, nadie tiene nada que temer y el único más ‘débil’ de todos ellos es la petrolera con una nota de 8 sobre 10 puntos.


Quizá sea bueno un susto…
…para lanzarse a comprar. Los grandes títulos deberían aprender a que en la vida en ocasiones es mejor optar por el ‘truco’ antes del ‘trato’ para después vencer. “En Santander entraríamos quizás si vuelve a los entornos de los 6 euros, Bankinter a la zona de 4 y BBVA a la zona de 7.50/8 euros”, aseguraba Miguel Rodríguez Bonet, director de Formacióntrading.com, en un encuentro con nuestro lectores.

No obstante, pese a lo positivo de los recortes ‘para entrar’,BBVA está demasiado cerca del nivel que es “clave”para Javier Sánchez Rojas, director de RB Bolsa, como son los 8,5 euros. Si lo perdiera sería el momento de empezar a preocuparse.

Ajeno al sector financiero, Repsol presenta cierta sobrecompra, apuntaban desde Hanseatic Brokerhouse, con una remontada que la ha devuelto a cotas del 19,5, cuando el objetivo inicial eran los 19 euros redondos. “El gráfico diario la tendencia es alcista y está dentro de una figura chartista de continuidad de la tendencia que se la conoce con el nombre de cuña ascendente” que llevaría a la petrolera con objetivos sucesivos que alcanzan los 21 euros, como comentaba Isidro Fornells, director del centro de Formación Traders.

Sin miedo se presenta Repsol junto a Telefónica gracias, en parte, a que el sector por primera vez en toda la crisis acompaña. “Es una muestra de que el sector telecos es uno de los más fuertes del mercado”, asegura Andrés Jiménez, CEO y analista de Enbolsa.net.


FUENTE: MEFF

Y quizás vengas ‘bandadas’
O maldades si es post Halloween. Los futuros del Ibex 35 no apuntan a nada nuevo –ni bueno-. Según datos elaborados por el MEFF, a 15 días vista el selectivo nacional debería encontrarse en un nivel muy similar al actual, en los 9.798 puntos. Y de cara a enero, los futuros se están comprando y vendiendo en una horquilla que gira alrededor de los 9.715 puntos. ¿Se acabó el rally?

Existen, además, tres pequeñas brujas que podrían decidir el comportamiento del mercado empezando por el volumen. Frente a los meses de junio, agosto y octubre, momentos en los que el Ibex 35 movió más dinero, noviembre debería reflejar una caída del volumen negociado si miramos a la serie histórica cuyo resultado son meses alternos en la contratación y en el próximo toca caer.
Volumen negociado en Bolsa de Madrid 2013: Ibex 35 & 'blue chips'

FUENTE: MEFF

A ello se suma la situación del bono a diez años que parece no poder con la cota del 4%. El único recorrido alternativo es subir en rentabilidad y una subida de los títulos de deuda nacional implica una caída del mercado, sabido por experiencia.

Además, y ligado con el primer apartado, los días festivos, a pesar de que el mercado abre, se caracterizan por una caída considerable del volumen de negociación, algo que es caldo de cultivo para especuladores en búsqueda de presas fáciles. Vigilen por si la caza de brujas ha empezado.