El fabricante aeronáutico estadounidense acaba de fimar un pedido de 56.000 millones de dólares de 150 aeronaves 777X para la aerolínea dubaití, Emirates.
El acuerdo entre las dos firmas, que ya se fijó el año pasado, establece una clausula adicional que da la opción a Emirates de un pedido adicional de otros 50 aviones que elevarían la operación hasta 75.000 millones de dólares.  Con esta operación, la mayor línea aérea del mundo pretende renovar su flota.

Se trata de la mayor petición en la historia de la aviación y se produce unas semanas después de que Emirates decidiera anular una orden con la rival europea de Boeing, Airbus, valorada en unos 16.000 millones de dólares.
Las acciones de Boeing apenas suben un 1% después de conocerse esta confirmación del contrato.


Según los Indicadores Premium, la compañía tiene una puntuación de 7 sobre 10 puntos en una escala que va del 0 al 10, lo que determinaría que en estos momentos se encuentre en fase de consolidación. Los únicos puntos negativos en la evolución de su acción es la tendencia a medio plazo, que es bajista, y el volumen a medio plazo, que es decreciente.

Boeing Indicadores Premium


Las acciones de Boeing caen alrededor de un 10% desde los máximos marcados a finales del pasado mes de enero.

Boeing en bolsa


La noticia se conoce después de las fuertes caídas sufridas en bolsa por algunas aerolíneas europeas como Lufthansa en las últimas jornadas, tras anunciar varios profit warning para el conjunto del ejercicio. Las caídas, como anuncian los expertos, estarían más relacionadas con un ajuste de la acción en bolsa, que con la mala evolución del negocio. En realidad la aerolínea alemana ha rebajado sus estimaciones por una caída de la demanda en los vueltos de transporte de mercancías y por una disputa con Venezuela. (Ver aterrizaje forzoso de las aerolíneas europeas)



Si quiere recibir alertas cuando el valor cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.