Luis Zapatero, presidente de Bodegas Riojanas, evalúa el impacto que ha tenido en la compañía la mejora del ciclo económico y adelanta los planes de negocio de la compañía. 

¿Cómo han notado la mejora del ciclo económico y el consumo en las cuentas de Bodegas Riojanas?
Ha evolucionado bastante favorablemente para nosotros en cuanto a vinos de calidad, pues nuestro objetivo es hacer vinos de calidad porque los consumos de este vino, tanto a nivel mundial como español, han crecido, especialmente en 2015. En cambio, el consumo de los vinos de menor calidad ha caído. Gracias a esto, aunque en España se consume menos vino per cápita, sí se consume más vino de calidad, lo que favorece a bodegas cuyo objetivo es hacer vino de calidad, como la nuestra.
 
Las exportaciones fuera de España son un fuerte pilar para Bodegas Riojanas, ¿qué suponen para el grupo?
Una de las cosas que se está viendo es que el consumo de vino en los países productores disminuye, Francia, Italia y España consumimos menos vino per cápita, pero consumen más vino de calidad pese a la bajada; por el contrario, los países que no son productores – EEUU, China, Inglaterra, Alemania- crecen en consumo. Por ello, al estar en un país donde el consumo disminuye, hay que ir fuera a vender. De hecho, el porcentaje ventas a la exportación se ha duplicado en 2015 con respecto a 2007.
 
¿Cuáles son las regiones más importantes a las que exportan?
Para nosotros en Europa son Inglaterra, Irlanda, Alemania y Dinamarca; en América, México es el número uno para nosotros, y también exportamos a EEUU y a China. Estos son los grandes países, pero exportamos en total a 23 países.
 
También están diversificando las denominaciones de origen, ya están presentes en Rioja, Toro, Rias Baixas y Rueda, ésta última están construyendo una fábrica de Bodegas Viore que inaugurarán en julio. ¿Por qué han apostado por la diversificación?
Ya estábamos comercializando vino de Rueda, con  nuestra marca Viore, pero el año pasado hicimos un estudio de rentabilidad y salió claramente que nuestro objetivo era hacer una bodega propia, lo que suponía una inversión, pero inversión rentable. El día 1 de julio inauguramos la bodega con una capacidad de 700.000 botellas año y con ampliaciones factibles.

El vino de Rioja se lleva la palma en cuanto al consumo de vino de calidad, con un 35% del mercado; el siguiente es Rueda, con un 11% y detrás ya viene Ribera. Los vinos son distintos y, en particular, Rias Baixas y Rueda se llevan la palma en cuanto a vinos blancos en España, por lo que queríamos ofrecer en el canal de exportación vinos que atrajeran a nuestros clientes.
 
¿Cómo han financiado la suscripción de la ampliación de capital de 1,2 millones de Bodega Viore?
Mediante créditos normales, sin ningún problema ya que se tiene confianza en Bodegas Riojanas. Tengo que agradecer el cada vez mejor coste de los créditos.

En 2015 la petición de estos créditos aumentó su deuda hasta 21,6 millones de euros, una cifra que iguala su capitalización bursátil. ¿Se sienten cómodos con esta situación financiera?
Estamos cómodos y esperando a que lleguen las subvenciones, pues construir unas bodegas está protegido por Bruselas y estamos esperando a que nos llegue la subvención. Además, hemos hecho inversiones que hemos estudiado bien y que son claramente rentables. Es verdad que durante un cierto tiempo incrementa nuestra deuda, pero es una deuda bien mantenida hasta ahora y el reciente incremento no nos importa porque conseguimos créditos sin problema, de tal manera que nuestros gastos financieros están bajando.
 
Tienen vencimientos importantes a 1, 2 y 5 años, ¿Se plantean realizar refinanciaciones de deuda a más largo plazo o reducir la dependencia del crédito emitiendo bonos?
La solución crediticia de 5-7 años es muy buena y estamos situados ahí en cuanto a solución.
 
Buenas noticias para los accionistas en cuanto a su política de remuneración, pues propondrán un aumento del dividendo con cargo a las cuentas de 2015…
El consumo de vino en España influyó notablemente en el consumo de vino, pero ningún año hemos tenido resultados negativos, todos beneficios y siempre hemos repartido dividendo. El año pasado repartimos 0,12 euros brutos por acción y en la junta de accionistas de este mes propondremos incrementar el dividendo de 0,12 a 0,14 euros.
 
Pese al aumento de las ventas y el beneficio sostenido, la acción ha seguido cayendo. ¿A qué creen que responde este comportamiento?
Este año no se ha comportado mal y el año pasado se comportó mejor que el Ibex 35. Este año estamos bien situados.