La del Bitcoin ha sido una de las últimas burbujas que se ha formado y ha explotado en apenas unos años y todo a nivel global. En un intento por regular su comportamiento la Commodity Futures Trading Commission acaba de anunciar que la considera una materia prima, ni más, ni menos. 
A partir de ahora, los bitcoins serán tratados de la misma forma que se trata al petróleo, al oro o a la soja. En ningún momento se ha dado la posibilidad de considerarla una moneda como tal, aunque su uso principal sea el de medio de pago.

La primera vez que se usó un bitcoin para hacer un pago fue en 2010; en poco más de tres años la moneda se había convertido en uno de los activos más rentables para los inversores. Se llegó a hablar de nueva burbuja y se comparó con el famoso pinchazo de los bulbos de tulipanes.

Evolución del bitcoin


No les faltaba razón a los que consideraban que los precios que habían alcanzado en los mercados en los que se negociaba con bitcoin eran excesivos. A finales de 2013, la moneda llegó a cambiarse por más de 1.100 euros, aunque en sólo unos meses su precio se había desplomado.

Después de eso asistimos al cierre de algunas plataformas de esta moneda que desaparecían, quedándose con el dinero de muchos de los inversores que habían decidido comprar moneda virtual.

La sensación que rondaba sobre el pensamiento de muchos expertos era que Bitcoin no sólo no era una moneda segura, sino que como inversión tampoco tenía mucho que ofrecer.

El pasado jueves la CFTC lo decía claramente “comunicamos por primera vez que Bitcoin y las monedas virtuales deben ser definidas como materias primas”. La propia agencia estatal reconocía que los cambios en Bitcoin serían muy numerosos una vez que su uso ha caído bajo la regulación de esta organización. Entre otras “en el caso de malas prácticas como la manipulación de sus futuros, la CFTC tendrá la responsabilidad de actuar contra los autores de estas acciones”.

Es más, en el caso de que cualquier compañía quiera operar como una plataforma de trading de derivados o futuros de la moneda deberá registrarse.

Los responsables de la CFTC lo dejaban bien claro “aunque hay mucha excitación rodeando al bitcoin y a otras monedas virtuales, hay que decir que la innovación no excusa a sus participantes de cumplir las mismas reglas que cumplen el resto de mercados de derivados”.

Pero, ¿cómo se ha comportado el bitcoin como activo en su historia?

En la actualidad cotiza por debajo de 230 dólares el bitcoin, lo que implica una caída de casi un 80% desde sus máximos históricos. Desde que comenzó el año, su cotización prácticamente no se ha movido y los expertos señala que está en una especia de lateralidad desde hace meses. Eso sí, su evolución ha sido mucho mejor en estos últimos meses de vaivenes, que la de la mayor parte de las materias primas del mundo.

De hecho, si se compara con el oro vemos que si usted compró bitcoins a principios de año su resultado es mucho más gratificante que si hubiera adquirido alguna onza de oro. En estos momentos, la moneda cotiza muy cerca de su nivel de 2013.

oro frente a bitcoin


¿Qué puede pasar en el futuro?

La mayor parte de los expertos consideran que cuando comiencen a subir los tipos de interés en Estados Unidos el oro comenzará a actuar de nuevo como protección contra el aumento de la inflación y recuperará su papel como activo refugio.

Con el Bitcoin hay más reparos sobre su evolución en el futuro. Por el momento se trata de un activo con límites ya que hasta el momento se estima que sólo pueden ser creadas unas 21 millones de monedas virtuales y que a finales del segundo trimestre del año pasado había alrededor de 13 millones en todo el mundo. A los precios actuales estaríamos hablando de un mercado de unos 3.000 millones de euros.

Los expertos destacan que Bitcoin siempre va a ser un activo más volátil, eso sí, se esperan fuertes revalorizaciones cuando se alcance la cota de los 21 millones de monedas que dan vueltas por el mundo. Si la demanda aumenta, lo hará el precio en la misma medida. Eso sí, no hay que olvidar de que se trata de un activo de riesgo.

Hay que tener en cuenta también que se trata de un mercado que aún no se conoce lo suficiente y que a pesar de la decisión de la CFCT hay países y negocios que aún no se fían, como China, que ha prohibido su uso.

Sin embargo, cada vez hay más instituciones financieras que apuestan por bitcoin como moneda de pago. Hace sólo unos meses conocíamos que había una gran cantidad de grandes patrimonios que habían comenzado a participar en este mercado. De acuerdo con esta noticia, entre los nuevos participantes del Bitcoin se encuentran entidades como Citadel Securities, KCG Holding o Wedbush Securities.

Lo hacen a través del Bitcoin Investment Trust (BIT), un vehículo que entró a formar parte del mercado OTC Markets el pasado mes de marzo. El BIT tiene bitcoins en este instrumento y los inversores pueden comprar acciones del mismo. Según la noticia del diario, el trading podría comenzar esta misma semana.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: Especuladores y grandes patrimonios apuestan por el bitcoin ¿Compraria Bitcoin? Es una moneda segura, aunque no como inversión