Las dos financieras principales del selectivo español, Ibex 35, se empeñan en mantener precios de corto plazo y proseguir con la tendencia alcista de medio plazo. Ambas tienen líneas y movimientos parecidos, pero en precios diferentes.
Bajo mi punto de vista el Ibex 35 debería reflejar recortes de corto plazo, lo que mermaría las posibilidades de las financieras en cuestión, pero no creo que se trate de un cambio de tendencia, sino una consolidación de los mismos, por lo que la tendencia de medio plazo debería proseguir.



BBVA
En líneas fundamentales vemos que es una compañía con un PER algo elevado (30,30) y un BPA estimado para 12 meses de 0,31. Sus máximos ingresos siguen viniendo principalmente de Méjico y EEUU con 8,3B mientras que España y Portugal se mantienen en un segundo plano con 6,1B por lo que la diversificación sigue siendo estable en el valor.

Sus números generales no son malos, pero tampoco podríamos decir que son buenos, ya que realiza ejercicios algo peores que años anteriores, lo que puede generar cierta pérdida de la confianza de cara a las próximas semanas.

Desde el punto de vista técnico, tras superar niveles de resistencia de medio plazo y consolidar los mismos con movimientos de throw back, los precios se encaminan a atacar máximos anteriores, aunque por el momento sin éxito.
La estrategia en el valor seguirá siendo estar con posiciones largas, pero deberíamos tomarlas lo más cercano posible a 9,30€ con objetivo en loss 10,00€ en el corto plazo. Como escenario alternativo, podremos ver bajadas en el caso de que pierda los 9,20€.

bbva



SANTANDER
Desde el punto de vista fundamental podemos ver que es una compañía que sigue generando buenos números en sus líneas principales. Posee un PER de 19,31, lo que se encuentra más o menos en la media, o incluso un poco por debajo, y un BPA estimado a 12 meses de 0,40. La mayoría de sus ingresos siguen procediendo de Latinoamérica con 18,9B, seguido de Europa con 12,4B. Esta diferencia cada vez es menor, lo que supone que Europa sigue protagonizando síntomas de recuperación.
Sus resultados siguen siendo buenos, aunque sufren algo de desaceleración en las últimas cifras, pero bajo mi punto de vista, nada preocupante.

En el plano técnico, la tendencia es claramente alcista desde junio de 2013 y los precios dentro de la misma siguen protagonizando líneas importantes de aceleración. A esto se le añade una tendencia lateral de corto plazo para la que observamos un canal lateral a la espera de ver movimientos significativos. La tendencia sigue siendo alcista, pero la estrategia debería ser deshacer posiciones largas de manera parcial (40%-60%) a la espera de ver esas correcciones de consolidación, para posteriormente volver a tomar posiciones largas.

santander